Follow by Email

sábado, 3 de junio de 2017

Cardiff



Ignacio Ruiz Quintano
Abc

En la cultura socialdemócrata cada día tiene su toque histórico: hoy, la final de Cardiff; ayer, el Acuerdo de París, esa mamandurria del Cambio Climático del que se ha salido Trump, que es como el Eliot Ness de Brian de Palma rompiendo las cajas de licor del Hamponato Mediático.

The American Century died today, 1918-2017. Rest in Peace –tuitea (en inglés brexitero) Garicano, el Fabián Estapé de Ciudadanos, que tiene a su jefe Rivera, el nadador, cerrando en Bildeberg el “impeachment” de Trump con Cebrián, que lleva allí desde el 83, cuando lo colocó Guido “Convoluto” Brunner.

Garicano, que viene de votar el desenterramiento de Franco, entierra el Siglo Americano.

Ultraempiristas de la historia son estos Garicano. En el 72, el tío abuelo, ministro de la gobernación de Franco, estaba en el palco del Camp Nou viendo un Barça-Coruña cuando oyó que por megafonía decían “S’ha perdut un nen”, y mirando a Montal, el presidente culé, exclamó: “¡Es el acto más anti 18 de julio desde la guerra! Y si siguen así, se lo diré en otro lugar y de otra manera”. Apenas tres años más tarde, al recibir la medalla de oro de Barcelona, declaró: “La era de Franco ha terminado con su fallecimiento. Todos estamos inmersos en esa tarea apasionante que es la conversión de España a ese sistema que llamamos democracia. El bilingüismo aquí es un hecho y las dos culturas deben subsistir en igualdad de condiciones”.

A uno le pasa con los Garicano lo que a Santayana le pasaba con Lord Acton, que cualquier cosa puede ocurrir y todo testimonio es aceptable. Dejadme saborear esta noche la cena de Cardiff en perfecta inocencia de espíritu, como en tiempos del ministro Garicano, antes de la Democracia y de la Crítica, libre, al fin, de los redondos de ternera (redondo: monopase del neotoreo; ternera: monoencaste de la tauromaquia artística) de la Feria de San Isidro, cuya parte seria comienza mañana con los Cuadri, cuyo ganadero es un loco de la cría de canarios.