Follow by Email

domingo, 12 de febrero de 2017

Suna a las diecinueve



Tierra, agua, aire, fuego. Suna tenía tanto que ver con el fuego (Suna en ascuas: cambio y movimiento) que acabó dando su nombre a una barbacoa de estilo Le Corbusier. ¿Quién dijo que las chimeneas ya no conmueven a nadie con su desnudo de oro? Cuando preguntan a Cocteau qué obras de arte salvaría, si se quemara su casa, grita: "¡El fuego!" Se frotan dos maderas y nace un dios danzante. Ningún animal (¡ni siquiera Suna!) sabe encenderlo. En una frase apócrifa de Jesús transmitida por Orígenes se dice: "Quien se acerca a mí, se acerca al fuego". -Hermano Fuego, Dios te hizo hermoso y fuerte y útil; te ruego que seas amable conmigo -susurra San Francisco cuando, quedándose ciego, han de quemarle los ojos con un hierro al rojo. Tierra, agua, aire, fuego.