Follow by Email

miércoles, 8 de febrero de 2017

En la muerte de Tzvetan Todorov



Jean Palette-Cazajus

Tzvetan Todorov (Sofía, 1939 – Paris 07.02.2017), Premio Príncipe de Asturias en 2008, murió ayer. Constituía con su compatriota, la filóloga, escritora y sicoanalista Julia Kristeva (1941), el dúo búlgaro de la cultura francesa. La huella de ambos sobre la historia de las ideas contemporáneas ha sido considerable.

Tzvetan Todorov llegó a París en 1963, con 24 años y el recuerdo traumático de la experiencia totalitaria. Semiólogo,teórico de la literatura, filósofo del arte, siempre en la cresta positiva de una época proclive a la bisutería teórica, como historiador de las ideas construyó una obra sólida particularmente marcada por la la denuncia del totalitarismo y la obsesión por la alteridad. El lector español leerá en particular “La conquista de América”, cuyo subtítulo es,  precisamente, “El problema del Otro”, obra editada en español en 1992, por Siglo XXI.

En su momento, me marcó profundamente la lectura de “Nosotros y los Otros”, publicado en 1992. El libro ha sido reeditado en español en 2013, también por Siglo XXI. Lo volví a hojear ayer por la tarde. De haberlo hecho hace unos meses me habría resultado más difícil entonar el peán nostálgico sobre el destino de los valores europeos. Releyendo las opiniones del propio Tocqueville sobre la conquista de Argelia, durante la década de 1840, o la deprimente estulticia racial y biologizante de tan prestigiosos personajes como Gobineau, Renan o Le Bon, a finales del siglo XIX, uno se siente abocado a un serio examen de conciencia. Claro que pocas cosas hay,  en la historia, tan occidentales como el propio examen de conciencia. 

Hace algunos días recordaba aquí la última advertencia de Todorov, recogida en una muy reciente entrevista: “La tentación del Bien es más peligrosa que la del Mal”.