Follow by Email

viernes, 14 de agosto de 2009

UN SERENO Y UN NOVILLO


Hace dos o otres noches que un novillo escapado acometió a un sereno en una de las calles de Córdoba. La suerte no tuvo mala consecuencia. Al fin la verificó un hombre sereno. El novillo fue encerrado a los pocos instantes sin que ocasionara nuevos sustos.