Follow by Email

viernes, 14 de agosto de 2009

MARATHON MAN

PARA LA CARPETA "Ay, si esto lo llega a hacer Aznar, por no decir Bush":
El presidente del Gobierno no quiere imágenes de sus actividades de ocio, incluso si se desarrollan en la vía pública. Éste fue el inconsistente e insólito argumento que esgrimió ayer la seguridad de José Luis Rodríguez Zapatero para confiscar las fotografías que un profesional de este periódico hizo al mandatario mientras hacía deporte. Tres agentes del séquito presidencial abordaron a Javier Fuentes, al que obligaron a borrar las imágenes que había obtenido. Sin embargo, Zapatero corría a las 8.15 de la mañana en un lugar público de Teguise, donde a la misma hora hacían ejercicio otros ciudadanos de este municipio en el que se encuentra La Mareta, la residencia en la que la familia Zapatero pasa sus vacaciones.La obsesión por garantizar la seguridad y privacidad del jefe del Ejecutivo, su esposa y sus dos hijas provocó una hora después que Presidencia enviase a agentes de la Guardia Civil a chequear la habitación del hotel en el que se hospeda la enviada especial de LA PROVINCIA/DLP. Ahora gritad todos conmigo: "¡Viva la libertad de prensa en los países libres!"


(José Miguel Guardia en http://barcepundit.blogspot.com/)





No sombras


No huellas