Follow by Email

jueves, 6 de agosto de 2009

CIENCIA Y FE

Si ayer Cristiano no cayó lesionado de gravedad, fue porque Dios no quiso.
Doctor González, en As