Follow by Email

viernes, 27 de junio de 2014

En la muerte de Burguete

 Gol de Burguete al Español, jugando con el Burgos en 1ª

En el Córdoba

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Me entero que el mismo día que el Córdoba ascendió en Las Palmas murió Burguete y me pregunto por qué tiene la bicha tan poca compasión por aquellos futbolistas de los 70 que tanta felicidad me dieron. No exagero. En los 70 formaba parte de familia numerosa, pobre y muy trabajadora, pero era tremendamente feliz porque tenía un paraíso que se llamaba El Plantío en un tiempo en el que los entrenamientos eran abiertos al público.
    
El año que el Burgos descendió las cosas fueron mal desde el principio porque al entrenador Román Galarraga no le respetaban los jugadores y eso lo mirábamos entristecidos mi amigo Gaitu y yo, dos chicuelos solitarios en la grada y a los que la plantilla no echaba cuentas. Llamaban al míster “Malabraga” y reían a sus espaldas. Uno de los que más, un portero que pedía compromiso hace unos cuantos años cuando se metió a entrenador. Pedro Olalde, el mejor jugador del Burgos, consiguió que despidieran a Galarraga y cogió el equipo el novel Zamora que echó mano de un delantero centro medio aparcado y que venía de la zona de Levante: Antonio Burguete Navarro

Nosotros lo teníamos en un póster del Villarreal  que salió en As Color y nos saludaba muchas veces con unos andares y una melena rizada y revoltosa de los que van a ser calvos. A Burguete le llamaban Chulo: “...salta Chulo, toca Chulo, vamos Chulo” y no se por qué. Burguete tenía cierto aire triste en los ojos y miraba mucho al suelo. Tenía un salto extravagante para ser delantero centro y su técnica era deficiente, pero tenía eso que ahora se dice: mucho gol. El Burgos bajó y en Segunda Burguete fue titular y máximo goleador.... pero entonces llegó Viteri y tuvo que  emigrar. Curiosamente el Córdoba puso un inusitado interés en su contratación y  suelo recordar a los cordobesistas veteranos lo que me alegraban los goles de Burguete en el viejo Arcángel.  Estuvo tres años en Segunda con el Córdoba, siendo uno de ellos Pichichi compartido con Illán del Tenerife. En la ciudad se le recuerda con mucho cariño.

   Coincide el sorprendente ascenso del Córdoba, siendo séptimo en la clasificación, con la desaparición de un delantero del que no se recuerdan grandes jugadas, regates geniales ó goles extraordinarios. De Burguete se recuerda que metía goles. Muchos goles. En Córdoba, 54. Junto a Manolín Cuesta, el máximo goleador de toda la Historia del equipo califal.*

    Al Gaitu y a mi nos gustaba hablar de Burguete cuando goleaba en Córdoba porque era de Burjassot y jugó en el Burgos...   Descanse en paz.
________
 *A partir de agosto, adjetivo de moda.