Follow by Email

viernes, 18 de noviembre de 2016

Meritxellia



Ignacio Ruiz Quintano
Abc

La eliminación del Bachiller de Sainz Rodríguez transformó España en Meritxellia, de Meritxell, la concursante de TV famosa por contar el Muro de Berlín como sus profesores: ricos contra pobres (lucha de clases) en América (meca del capitalismo) y unos obreros que se mosquean (conciencia de clase) y echan el Muro abajo.

En los profesores socialdemócratas hay que considerar los dos grupos que Fernández Flórez vio en la Hacienda de la Restauración: uno, muy pequeño, que se dedica a escribir en los periódicos sin aparecer nunca por la oficina, y otro, muy numeroso, que va a la oficina a leer lo que los primeros escriben en los periódicos.

El resultado es que Meritxell explica el Muro de Berlín como un periodista la Santa Transición, la democracia representativa o la Guerra Mundial.

Yo soy historiadora, no la Wikipedia –contestó una recién doctorada en Historia a sus amigos, que preguntaban, viendo “Band of Brothers”, por las fechas de la Segunda Guerra Mundial.

Cuanto hay que saber de la Primera lo resumió el periódico global en una fe de errores: “El asesinato que desencadenó la Primera Guerra Mundial no fue ‘el de Sissi y su marido el emperador’, como por error se afirmaba en la página 2”. Y así se entiende el tsunami de Periodismo Meritxell desatado para “explicar” la hazaña democrática de Donald Trump, sólo comparable a la portada de “La Voz de Castilla” con motivo de un Woodstock mesetario, las Quince Horas de Rock Ciudad de Burgos, primer festival de música celebrado en España, en el verano de 1975, donde se nos paró el reloj.

Subtítulo: “A Burgos le ha cambiado la cara; ahora tiene legañas”. Título: “La invasión de la cochambre”.

(Se anunciaban Hilario Camacho, Alcatraz, Tilburi, John Campbell, The Falcons, Tartesos, Bloque, Eva Rock, Compañía Eléctrica Darma, Gualberto, Burning, Granada, Storm, Eduardo Bort, Orquesta Mirasol, Iceberg y Triana.)
“Nos invade el populismo”, gritan hoy las portadas.

¡Oh, Meritxellia, Meritxellia!

La historia de José Márquez...

...que estuvo allí