Follow by Email

miércoles, 15 de julio de 2009

MISMOS PERIODISTAS, DISTINTOS TOREROS



BOMBITA PIDE EXPLICACIONES REVÓLVER EN MANO



BARCELONA. (Miércoles, madrugada.) El periódico Poble Català ha publicado un suelto que Bombita ha considerado ofensivo.

A las doce de la noche se ha presentado Bombita en la Redacción del periódico citado, dispuesto a pedir explicaciones y llevando, sin duda por precaución, el revólver en la mano derecha.

Se asustaron los redactores y pidieron auxilio desde el balcón.

A los gritos demandando socorro acudió un guardia, al que Bombita entregó el revólver, y sin oponer resistencia, respondiendo a la invitación del guardia, marchó al Juzgado de ídem, donde aquél lo entregó al juez.


EL SUELTO FAMOSO


LA OFENSA A BOMBITA



He aquí el suelto que en la sección titulada Ecos publicó El Poble Català de Barcelona y que motivó el incidente de que ayer dimos cuenta y la detención del famoso ex diestro:

“–¿Sabes que tenemos en Barcelona a Bombita?”

”–Sí. Ayer le vi en el Turó Park. Iba muy estirado, correcto... pero se le conocía que era 'torero'.

”–Ha venido para festejar a la R.

”–¡Que Dios me guarde! Eso es indecente... Esa muchacha tiene muchos pajaritos en la cabeza. ¡Que se case!... Bombita se ha cortado la coleta... pero yo te aseguro que no han de faltarle cuernos.”

POR TELÉFONO

NUEVOS DETALLES.-Barcelona. (12 noche.- Bombita fue puesto en libertad a las cinco de la madrugada.

Dijo en el Juzgado que a las ocho y media de la noche le visitó un amigo y le dio a leer el suelto de El Poble.

Inmediatamente se dirigió a la Redacción en busca del director; como éste no se hallaba en ella rogó que le avisaran por teléfono a un café próximo diciéndole a qué hora podría verse al Sr. Rovira.

Poco antes de las doce le comunicaron a Bombita que el director estaba visible.

Ricardo volvió al periódico, y con frases corteses pidió aclaraciones al suelto.

A la demanda le contestó el Sr. Rovira que no se modificaba una sola línea y que él estaba dispuesto a responder de ellas.

Entonces, esgrimiendo un bastón, lo apaleó Bombita.

En auxilio de su director acudieron los redactores, a los que recibió Bombita revólver en mano.

La Policía, avisada por un ordenanza, acudió a tiempo de evitar que el suceso pasara a mayores.


(La Correspondencia, 1 de Julio de 1914)