Follow by Email

jueves, 23 de julio de 2009

EPIGRAMAS DEL CUERNO

En la hermosa exposición

que en el Carmen se mostraba,

un matrimonio fijaba

en un toro la atención.

–¡Lindos cuernos! –de repente

dijo riendo el marido.

–Pues mejores hay, querido.

Y le miraba la frente.


J. M. Villergas