Follow by Email

viernes, 17 de julio de 2009

EPIGRAMAS DEL CUERNO


–¡Ese señor tan juicioso
debe ser muy estudioso!
–Ya se ve –contestó Eustaquia–:
–Es don Cornelio, mi esposo,
que ahora estudia Tauromaquia.
Ramón Taboada