Follow by Email

martes, 28 de julio de 2009

EPIGRAMAS DEL CUERNO

El día que se casó
con Celedonio, Nemesia,
en el umbral de la iglesia
con un cuerno tropezó.
Al punto le levantó;
téntola Dios o el demonio
por dárselo a Celedonio,
y al soltarle de sus garras
dijo: -Te entrego esas arras
en señal de matrimonio.

J. M. Villergas