Follow by Email

sábado, 23 de enero de 2010

LA NOVIA DE ESPARTACO

Londres, 1929 - Santa Mónica, California, 2010



A Jean Simmons, in memoriam


Nadie se mueva.
Todo amante ve asaltos
en las ojeras.

JOSÉ-MIGUEL ULLÁN

[No era ése el caso del poeta popular cubano Francisco Riverón. Aquel decimador de lo guajiro, aun respetando la inmovilidad requerida para dejarse ver desde abajo, pasaba a describir el fenómeno como un auténtico rensaku del ahorcado, expuesto a la vendimia de la más esmerada comprensión: Con un racimo de ojeras / colgado de la mirada. J-M U]