Follow by Email

sábado, 2 de junio de 2018

Todo en 90 minutos en El Arcángel

Sandoval y nuestro Paquito
Dos hombres con fe en la Salvación


Francisco Javier Gómez Izquierdo

        Entre las once y las doce de la mañana del pasado lunes una fila kilométrica de cordobeses retiraba todas las entradas disponibles para el partido de esta tarde. La más cara, en tribuna, cinco euros. En los fondos, dos, y en preferencia, tres euros. Fútbol casi regalado. Fútbol que van a jugar los cordobesistas y su parentela. Fútbol que es muy posible que se oiga por la radio y no comparezca en El Arcángel. Fútbol con propósitos ceroceristas que puede reventar a cinco minutos del final porque el Almería marca en Lugo, la Cultural en Soria y el Albacete en Tenerife. ¡La emoción del fútbol que no necesita jugar Copas de Europa para cautivar voluntades! 
       
Lo dice Zidane hoy y lo dijeron Cruyff o Luis Aragonés ayer: “Lo que más satisface es ganar la Liga”. Yo también lo creo, porque la Liga es la competición que todo el  mundo sueña nada más acabar la anterior. La liga se prepara para ganarla (los más ricos), para lucharla (los más descarados pretendientes) y para no pasar apuros (los más pobres). Esto es así en Primera División, pero en Segunda, salvando los descomunales delirios de presidentes metidos a mercaderes de futbolistas (el último amo del Córdoba) o las plantillas que desde el primer partido amenazan ruina (Lorca y Sevilla Atco., con el respeto debido), los resultados dependen de pequeños aciertos que sabiéndolos cultivar llevan a éxitos sorprendentes. Subieron Éibar, Leganés, Gerona... y ha subido el Huesca ante la sorpresa de “la gente” del fútbol en general e incluso de los propios aficionados en particular. Mendílibar, Garitano, Machín, Rubí son entrenadores artesanos, estudiosos de lo que conviene en Segunda y capacitados para demostrar sus sobrados conocimientos en clubes sin vedettes. No los veo en el Madrid, Barça o Atleti, salvo quizás Machín, pero es innegable que supieron imponer sus planteamientos ante equipos de  mayor calidad técnica y sus futbolistas tienen hacia ellos un respeto imponente.
     
Si sorprendentes suelen ser los campeones de Segunda en las últimas temporadas mucho más lo son los desenlaces de la última jornada en materia de descensos y clasificación para los play-off de ascenso.  No parece lógico que Córdoba y Almería, con lo que presumían en agosto, tengan que sortear poco antes de las diez de la noche la guillotina que los espera junto a la playa de un mar que los ha tenido a la deriva durante nueve meses. No parece lógico, pero por desgracia es una cruda realidad que veremos a ver como sorteamos. 
    
   Veo  que el entrenador Baraja deja a Sergio en Gijón y no quiere arriesgar con   los centrales Barba y Álex Pérez. Puede que no juegue Michael Santos. Ni Jony. ¡Ojalá no lo haga tampoco Carmona!  Bien. El partido del Spórting está en el play off. En Cádiz, Soria, Valladolid... ¿Oviedo?

De El Arcángel puede que hasta le sobre el punto que pretende. 
   No nos va a pasar a nosotros porque no puede pasarnos.Vamos a ganar al Spórting. Digo “vamos”, porque nosotros también jugamos. Me consta que como jugamos nosotros, el fútbol corre peligro, pero hoy, un partido con fútbol de tuercebotas y un gol con el culo de Guardiola alegrará Córdoba mucho más que cualquier Champions.