Follow by Email

jueves, 2 de julio de 2015

Friquilandia

El gallo de Asclepio


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Syriza no es Podemos como René Ramos no es Voaroufakis.

Syriza es comunismo yuparra que ha hecho lo más difícil (según Gramsci), destruir, aunque en el caso de Grecia (“todo tiende hacia el polvo en un suelo de ruinas”) no sea algo del otro mundo. Están sin dinero de bolsillo, humillación que para un griego vale por las tres que Freud diagnosticó en el narcisismo humano: no somos reyes del cosmos, no somos reyes de la naturaleza, no somos reyes del yo, y ahora, además, tampoco somos reyes del cajero.

Podemos es oportunismo mamarracho alrededor de un líder mediático que es un Koala con coleta. El programa redentor de Pablemos, en efecto, cabe en el compromiso-estribillo de Manuel Jesús Rodríguez, líder del rustirock: “Opa voy asé un corrá”. O sea, el corralito griego.
Te llevan al corralito y luego te invitan a plebiscito (lo de Grecia no es referéndum) copiado del “¿Cómo están ustedes?” de Gaby, Fofó, Miliki y Milikito. Pero saben que la socialdemocracia es pasteleo, y tienen a Filípides para correr con cartas de Tsipras a Bruselas y seguir con el mareo.
El éxito social del friquismo sólo es posible en una sociedad idiotizada, donde las leyes, en vez de hijas, son madres de las costumbres, que en esto consiste la ingeniería social.

España es Friquilandia por la telebasura. Sin ella, Pablemos, “más mal inclinado de los hombros que de talle”, como el Juan Ruiz de Quevedo (de ahí esos aplausos de bebé con que se celebra a sí mismo), en vez de líder del oportunismo (traidor a Cayo, a Tania y pronto a Tsipras), sería pasante.
¡Y ahora, todos a coro, maldecid conmigo a las cien familias que explotaron a Argentina durante dos siglos! –arengaba Evita a “la gente” desde un balcón de la Casa Rosada.

Luego le explicaba a Pemán el justicialismo: “Aforismos sociales con aire de epístolas pontificias”. Y esto, medio siglo antes de que Bergoglio fuera Papa para que el padre Ángel pudiera decir que Podemos “viene a dar de comer a los pobres”.