Follow by Email

miércoles, 22 de julio de 2015

San Sebastián y los arqueros mauritanos



Cuando San Sebastián fue descubierto cristiano,
 los soldados romanos lo entregaron a los arqueros mauritanos,
 quienes lo ataron al tronco de un árbol y lo asaetearon.
Pero sobrevivió a las heridas y fue sanado por la viuda Santa Irene.
  Luego él volvió a predicar el evangelio hasta que Diocleciano
 lo mandó a matar con golpes de mazos.













Iglesia de San Nicolás de Bari
Burgos
Julio 2015