Follow by Email

martes, 13 de enero de 2015

Domesticado


Hughes
Abc

Leo esta mañana este párrafo de Savater: “Las creencias religiosas son como enormes fieras, a menudo estéticamente hermosas pero temibles devoradoras de hombres: no pueden pasearse por las urbes civilizadas hasta que han sido bien domesticadas. Con el cristianismo casi lo hemos conseguido, pero el islamismo sigue todavía peligrosamente asilvestrado”. A Savater le tengo admiración, pero, modesto y pobremente dotado como soy, he empezado por imitarle cosas como llenar la biblioteca de fetiches: santos, soldaditos, entradas, bibelots, una cosa que monté de un kínder -el IKEA del niño- y que quizás sea mi mayor logro manual… Pero el “Con el cristianismo casi lo hemos conseguido (domesticar)” me ha dejado pensativo. ¿No será al revés? ¿No será que somos resultado? He escrito “pensando” y es mucho decir. Como no se me ocurre otro verbo ahora mismo debería utilizar el verbo cogitar. Savater cogita y yo, si acaso, pienso. O ni eso. Lo de aquella anécdota de Marías cuando en una conferencia respondió a alguien del público: “¿Usted piensa? Pensar pensaba Zubiri, usted como mucho opinará”. Tiene que existir un verbo para el proceso neuronal previo al pensar, entre el sentir y el pensar. Algo parecido a lo que es columbrar para la acción de ver.