Follow by Email

domingo, 24 de abril de 2011

Salvador Boix: "Yo soy muy del mundo, y eso es lo que hay"


SALVADOR BOIX
Amigo de José Tomás

Nacido en Banyotes (Gerona) en 1958, Salvador Boix, músico y escritor, es amigo de José Tomás y apoderado suyo desde 2007, y ha estado en Sevilla promocionando su libro «Toros sí. Una defensa razonada» (Ediciones Temas de Hoy), con el que ha ganado el «Premio de Hoy» 2011

Alfredo Valenzuela
Abc de Sevilla

—¿Por qué José Tomás no ha vuelto a torear en Sevilla?

La ilusión de José Tomás es torear en la Plaza de la Maestranza de Sevilla, pero los empresarios no lo contratan. Eso es todo. Una pena por el torero y por Sevilla.

—¿Es cierto que al maestro le molesta su fama de «kamikace»?

Me parece una pregunta insultante. ¿¡Usted qué cree!?

—¿Qué tiene José Tomas que no tengan los demás?

Cada torero tiene sus peculiaridades, su compromiso. Respeto para todos, toreros y públicos.

—Como aficionado pedía toros grandes en Barcelona. ¿Ahora que es apoderado ve de otro modo el asunto de las proporciones?

Yo, antes como ahora, pido toros con el trapío y la bravura pertinente en cada plaza.

—Alguien me ha dicho de usted que «es muy español». ¿Eso es bueno o malo?

Le han engañado. Yo soy muy del mundo, y eso es lo que hay.

—¿Cuál es el verdadero motivo de la prohibición de los toros en Cataluña?

Los intereses políticos que, una vez más, han contaminado la tauromaquia.

—Ah, ¿pero no ha sido por amor a los animales?

Ha sido por desprecio a la cultura, a las personas y a su libertad.

—¿Pero no es amor a los animales que el Ayuntamiento de Barcelona invierta casi tres millones de euros en mejorar las condiciones de vida de dos elefantes del zoo?

Eso, sí. Amor fraterno a los seres vivos cautivos con trompa y cuatro patas. A los subsaharianos que han tenido que dejar su tierra para malvivir en Barcelona los políticos no les dan ni un céntimo de la dignidad que merecen como seres humanos. ¡Vivan las moscas!

—Por cierto, ¿un animal enjaulado puede vivir bien?

Respeto la canaricultura tanto como el bel canto.

—¿Qué ha sido del legendario «seny» en todo este asunto de la prohibición?

Fue secuestrado por el pensamiento único imperante en Cataluña.

—¿Si los animales tienen derechos, ¿quién se los ha leído antes de encarcelarlos en zoos?

Un analfabeto o un hipócrita o un cínico.

—¿Confía en que el Parlamento de Cataluña cerrará los zoos catalanes?

Me interesa que no se cierren plantas de hospitales públicos, que es con lo que amenazan.

—Como catalán, ¿carece de motivos de agravio con respecto a España?

Me sobran. Pero eso es cuestión de justicia, no de territorios ni de manifestaciones patrióticas.

—¿Ha sido el movimiento animalista el responsable de llegar a esta situación en Cataluña?

Han aprovechado la mano tendida de los políticos y sus intereses. Solos no van a ninguna parte.

—¿Considera humanismo la tauromaquia?

Humanismo, arte, cultura, emoción, higiene, ejemplaridad, respeto.

—¿No exagera cuando afirma que la tauromaquia es un «rito sagrado»?

Es lo único sagrado que queda en nuestra cultura, y yo soy muy devoto.

—¿Y cuando sugiere que el toro en la plaza no siente dolor mientras es lidiado?

Me duele el dolor humano y la injusticia. Y no exagero.