Follow by Email

jueves, 21 de abril de 2011

La Copa de Mourinho


Francisco Javier Gómez Izquierdo

La mejor versión de Mourinho; la que lleva buscando desde que llegó a Madrid, ha aparecido en la 1ª parte de la final. Un ejército de tábanos enloquecidos, juramentados para tirar a la vaca. En el plan de Mou había un gol en los primeros 45 minutos, periodo de tiempo en el que ni Xavi, ni Iniesta debían rascar bola. Undiano contemporizó con las emboscadas y el acoso del enjambre, pero hay que reconocer que pitar esta Copona tenía mucha tarea. El árbitro navarro, hombre de lenguas, tenía clavados muchos mensajes y pareció pitar con la radio puesta, pero dejemos al árbitro. Otro cualquiera hubiera precipitado una batalla campal. Recuerden a García de Loza, ése tío que se permite el lujo de hablar de fútbol en voz alta y capaz de citar al comisario jefe en el vestuario arbitral.

El Barça tuvo el partido en la 2ª parte, pero Casillas es el mejor portero del mundo, y los hombres de delante no están del todo finos. La gloria de Mourinho se acrecentó como a él le gusta. Con una carrera. Sin fútbol. Con pegada. Con los dos alfileres -Di María y Cristiano- echando humo. La primera batalla importante la ha ganado el entrenador merengue, porque esta manera de ganar es cosa de Mourinho. En el método no cabe Özil. En el método la clave es Pepe... y Khedira. Veremos qué pasa en la Championlí... De momento, enhorabuena al Madrid... ¿O a Mourinho?