Follow by Email

jueves, 12 de febrero de 2015

Los muertos y las muertas. Augusto Monterroso


AUGUSTO MONTERROSO
1921-2003

De Augusto Monterroso dijo Ana María Matute que era bajito, gordito y sonrosadito. Debe la popularidad a su cuento del dinosaurio: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.” Esto no ocurre con el lector. “El lector es propenso a escapar y a huir en la segunda frase; hay que procurar que no se te escape.” E inventó el relato corto. Escribió, quizás por cortesía, poco, como si hubiera aspirado siempre a no publicar más que lo perfecto. Una vez escribió: “La tristeza es como la alegría: si te detienes a examinar sus causas, acabas con ella. ¿Y quién quiere acabar con la tristeza? ¿O deberíamos decir: quién puede acabar con ella? La vida es triste. Si es verdad que en un buen cuento se concentra toda la vida, y si la vida es triste, un buen cuento será siempre un cuento triste.” Como Ruano, creyó firmemente que todo reside en la costumbre y que, muchas veces, la muerte puede consistir en ir perdiendo la costumbre de vivir.

IGNACIO RUIZ QUINTANO
(Del libro Serán ceniza, mas tendrá sentido / Ediciones Luca de Tena, 2006)