Follow by Email

domingo, 30 de septiembre de 2018

4-2 en Granada

 ...que las bestias infernales que nos vigilan....

... no consigan ponernos luto...


Francisco Javier Gómez Izquierdo

     No sé cómo se puede medir la frustración del aficionado del Madrid o del Barcelona cuando su equipo es goleado en Sevilla o lo acogotan en Leganés; cuando los atléticos de Bilbao y la capital se llevan los cirios de sus santuarios; cuando no ganan la Liga o la Copa de Europa... No sé. Tampoco sé valorar las depresiones de estos atléticos -el de Madrid ya está al nivel de los elegidos más por casta que por clase-,  y aquellos valencianos que en algunos momentos creen estar muy por encima de esa clase media que nunca abandonarán mientras se reparta la baraja como se reparte. Digo que ni sé ni entiendo sus malhumores, porque un servidor lleva padeciendo desventuras medio siglo que en nada se parecen a las de estos exquisitos que nunca se mancharán en los lodazales de la miseria. Tengo vividas auténticas tragedias futbolísticas de las que apartan del vicio extirpándolo o te condenan de por vida a pasar calamidades. ¿Qué otra cosa se puede decir de alguien que ha sido abonado del Burgos, R. Sociedad, Osasuna, Castellón y, desde hace 30 años, Córdoba? He sobrevivido a dos desapariciones del Burgos, mi equipo de siempre, a la bajada a los infiernos pamplonesa, al descenso de la Real, del Castellón mejor ni hablar.... y ahora al Córdoba.
      
Antes del Madrid-Atlético, dos equipos en el que brillaron más los que juegan con la mano que los que lo hacen con los pies, se presentó el Córdoba en Los Cármenes -aquel Los Crímenes de Aguirre Suárez y Fernández que, cuando tocaba, los delanteros se despedían de la familia- como si acudiese a una reunión de la comunidad. Sin ganas, ausente, amodorrado...¡vamos, desesperante a ojos del cordobesista que es uno ante el televisor! ¡¡¡Qué primera parte!!! El entrenador Sandoval -las malas lenguas dicen que los jugadores quieren cargárselo- manifestó que es la primera vez que siente vergüenza de su equipo y que el Granada pudo meter seis goles en los primeros 45 minutos. Tiene razón el míster y no hay más que decir del Córdoba de ayer para no parecer exagerados en el adjetivo.
     
Del Granada tengo que decir que no ha de creerse en demasía su aplastante superioridad y el cómodo y efectivo despliegue de sus elementos. Ayer no hubo rival y tanta facilidad no va a volver a encontrar. En la segunda parte, cuando el Córdoba salió abroncado, supongo, a la defensa se le notó cierta debilidad. El portero portugués Rui Silva se está haciendo y el cuarteto defensivo tiene momentos intempestivos como el torpe penalty que hizo el lateral Víctor Díaz, aquél que marcara el primer gol de la liga y del Leganés en primera hace dos años, o el central Martínez, mimado por la cantera del Sevilla primero y del Barça hasta ayer pero que no acaba de cuajar a pesar de jugar muchísimos partidos. Germán es el central típico de Segunda. El que sube a rematar  los córners y saca los dientes a los delanteros. Álex Martínez tiene una zurda privilegiada y no hay quien le quite el puesto y mira que en  mi peña queremos que Adrián Castellanos acabe de reventar de una vez. Montoro es un mediocentro al que solicitan muchos entrenadores. Ha pasado por varios equipos y en todos es titular, pero no acaba de asentarse en ninguno. Nos coló un gol de Fortuna pero vale igual que los tres más o menos artísticos que ejecutaron el primero Fede Vico, el muchacho de mi barrio que se fue al Anderlecht en fenicia operación de Carlos González; el segundo el renacido Vadillo, otro mozo al que lesionara de gravedad Sergio Ramos en el banderín de córner del fondo norte del Bernabéu, hará ya siete u ocho años y el tercero Rodri, el pelendón soriano que también fue de los nuestros en El Arcángel y que sigue tan cascarrabias como siempre. Es goleador de rachas como Guardiola, Andone, Joselu, Charles, Oriol Riera... ¡qué buenos delanteros para la segunda hemos tenido! Adrián Ramos es el ariete titular. Colombiano que se deja caer a las bandas y a veces ridiculiza al marcador, como ayer a Bambock y Quesada, sacándoles cinco metros en una carrera de diez. El centrocampista Puertas me pareció el jugador mas completo y disciplinado junto al cántabro Fede San Emeterio, el gemelo de Borja, hoy en el Lugo.
       
Imagino que algo pasará en las oficinas del Córdoba... pero dinero no hay y si lo  hay no se puede gastar porque la LFP no deja. El futuro se nos presenta oscuro. Cada jornada más negro. Los de mi peña se acercaron anoche al S. Rafael del puente romano y le pusieron unas velas.  Que éso. ¡¡Qué sabrán de padeceres en el Madrid, Barça, Atleti, Valencia y demás!!