Follow by Email

domingo, 5 de marzo de 2017

Suna a las veintidós


Fue la última vez que Suna pudo asomarse al claro del bosque, y no estaba el ser -¡ni el pastor del ser!- que buscaba. Entonces, Julio Torri, con su vaso de agua limpia: "Un paisaje del cual se sale, en que todo se empequeñece y se pierde. Eso es la vida".

-La vida se va quedando atrás como el paisaje que se contempla desde la plataforma trasera de un coche de ferrocarril en marcha, paisaje del cual va uno saliendo. Algún elemento del primer término pasa al fondo; el árbol airoso cuyo follaje recortaba las nubes va reduciendo su tamaño a toda prisa; el caserío, en el recuesto del valle, con su iglesita de empinada torre comienza a borrarse al trasponer la ladera; el inmenso acueducto huye de nosotros a grandes zancadas.

Después, la noche sin vuelta.