Follow by Email

lunes, 23 de noviembre de 2015

Empate (1-1) ante el Tenerife

        
Martí, todo un caballero andante

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Al C D Tenerife ha llegado ese tipo de entrenador que con sólo una temporada en 2ª es capaz de grabar su nombre en las agendas de todos los presidentes y si tenemos en cuenta que el Heliodoro Rodríguez López es territorio propicio para el nacimiento y cría de entrenadores, a  José Luis Martí le auguramos muchos años de ventura. En el Tenerife empezó el filósofo Valdano y en el Tenerife se soltó Rafa Benítez, tras destacados inicios en Valladolid, Pamplona y Almendralejo.

        Martí, que empezó en el Mallorca B con Luque, Gibanel ó César Gálvez hace mas de 20 años (Tristán estuvo ahí, ahí... un servidor los vio una tarde en C. Real contra el Manchego en 2ªB y recuerdo que expulsaron a Martí, todo pundonor y ya capitán), ha dejado de ser uno de los mediocentros más respetados del fútbol español -Mallorca, Tenerife, Sevilla, Real Sociedad..-  hace unos meses. Lleva  veinte días como míster interino y lo más sensato que puede hacer el presidente chicharrero es mantener a este hombre serio donde los haya en el que se  miran los jugadores que empiezan, y en el Tenerife hay muchos.

       Al central Jorge, al extremo izquierdo Omar o el mediapunta Cristo es la primera vez que los veo jugar. Los tres en los veinte años. Los tres titulares ayer contra el Córdoba. Nano, un centrocampista que marcó el gol del empate y que Martí lo sacó en la segunda parte, acaba de dejar también la edad juvenil, como Jairo Izquierdo o su mejor hombre, ayer lesionado, el ecuatoriano Choco Lozano, que andan en los veintidós. Todos estos me han parecido mozos de cierta técnica, aunque carentes de la presencia física que les sobra al bilbaíno lateral izquierdo Aurteneche, al central gaditano Germán, al elegante y alto Ricardo León que hace unos años probara fortuna en Gijón o al mediocentro madrileño Aitor Sanz. Suso Santana, siempre hay un Santana en el Tenerife, es el capitán y se la tenía jurada a nuestro entrenador Oltra que lo fue suyo y no le dio bola en el último ascenso a Primera y es que Oltra también tocó la gloria sentado en el banquillo del Heliodoro.
      
El Tenerife me ha parecido equipo poco hecho al que el Córdoba debió ganar, pero como cada jornada al ponernos por delante en el marcador, el míster ha cambiado al punta Xisco por el casi central Rafa Gálvez y ha recogido al equipo en el  área de Razak, nuestro pintoresco guardameta. Total, que de los últimos nueve puntos hemos sumado dos, cuando la lógica y la calidad de los rivales, obligaban al pleno.