Follow by Email

lunes, 17 de octubre de 2016

Tiempo de "bicheo" en Cádiz

Calle de Cádiz a la que me llevan mis amigos

Francisco Javier Gómez Izquierdo
    
     En consonancia con el alcalde, los concejales de Cádiz forman una cuadrilla de las de echar de comer aparte. Cada vez que uno de estos próceres de la ciudad tiene que decir algo a los gaditanos sin papeles delante, el desastre está garantizado. Lo más grave es cuando explican asuntos de los que nadie entiende su importancia y a los que son muy dados dicen que por compromisos adquiridos.  Mi concejal favorito es una señora que se pinta el pelo de color añil y creo que iba de trotskysta como su jefa María Teresa antes de encontrarse el chollo de que disfruta. Se apellida Camelo y desde que es concejal hasta parece más joven. Es dama sin ilustrar y no seré yo quien apunte de lo que es capaz de emperejilar su probada ignorancia ante retos como el que acaba de soltar en rueda de prensa su colega Martín Vila, el segundo que más manda en Cádiz, después del Kichi, y que de repente se ha dado cuenta de que sobran dos estatuas de Ramón de Carranza en el Ayuntamiento. 
       
El Teniente Alcalde Martín Vila dijo el otro día por la Onda Cádiz -un servidor lo vio y escuchó mientras comía unos garbanzos con choco en “Ca Pepe”-  que una comisión del equipo de Gobierno va a dar “un bicheo” por la ciudad antes de que acabe el mes de octubre para “localizar insignias, azulejos, placas, estatuas, cerámica.., todo lo que represente simbología  franquista”.  El año pasado, su colega Camelo, la del pelo añil, para estrenarse como azote de fascistas y sobre todo machistas -es concejala de la Mujer y de los mayores-, armada de inusitado valor, derribó la estatua de Mercedes Fórmica, una señora falangista que luchó por la mujer lo que nunca luchará la Camelo. Incluso la alcaldesa Carmena, de la misma facción que la Camelo, va a poner calle en Madrid a pionera tan odiada y tan desconocida para la  luchadora Camelo.

      En “Ca Pepe” los parroquianos se parten de risa al escuchar a Martín Vila. Pepe dice que está mayor para dejar de llamar Ramón de Carranza al Ramón de Carranza . “¿Y el trofeo Carranza se va a llamar el trofeo del Kichi?” “¿Y el puente de León de Carranza que le pusieron el nombre del hijo que también fue alcalde con Franco que hacemos con él? ¿Lo volamos?”

     Mis amigos de Cádiz me han prometido acudir a la Camelo cuando se ponga a “bichear” a ver lo que encuentra de Franco, porque ese azote añil del sentido común es capaz de cambiar el nombre a la calle que ellos me adjudicaron con  el cachondeo que les caracteriza. Me dicen que una comisión espontánea  de personas sensatas ha presentado un certificado  de las academias militares en las que se da fe por ejemplo de que el marino Blas de Lezo fue mucho antes que Franco. 

"...hay alguien que sobra en Cádiz...". Ana Camelo