Follow by Email

viernes, 31 de agosto de 2012

Un maorí en Madrid

Plaza del comandante Las Moreras

J. R. M.

Si es por italianos, ¿por qué Iniesta y no Khedira?

 Khedira rodeado de SEIS italianos

 EL BIRLIBIRLOQUE BERGAMINESCO DEL AS PARA JUSTIFICAR LO DE INIESTA

-Iniesta representa la excelencia desde la discreción, es el hombre que mueve los hilos sin reclamar las fotos... Pero como es tan bueno no pudo evitar que un par de fotos le delataran. Fue en esta Eurocopa, cuando en una se le vio rodeado de italianos y en otra de croatas. Ambas sugerían lo mismo: en un espacio no mayor que un área chica, él había conseguido atraer hasta cinco contrarios alrededor suyo. O sea que en el resto del campo, porteros aparte, había nueve españoles contra cinco rivales. El silencio sonoro de esas fotografías no podía ser ignorado.


Iniesta rodeado de CINCO italianos

Bermúdez

Villalón entre Ignacio y Gallito

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    Mientras el “gudari” Bolinaga pide al juez Castro que cumpla “su ley”, el juez Bermúdez pide al ministro Fernández que cierre la boca, que ésta es la herencia de Zapatero, tenernos a todos pidiendo.

    “Bermúdez” era el mote que el gran Fernando Villalón, ganadero de toros de ojos verdes (ahí te queremos ver, Juan Pedro), tenía puesto a Belmonte, al que taurinamente no podía ver.
    
Tampoco vaya nadie a creer ahora que al decir Bermúdez decimos Garzón, aunque su estrépito mediático sea el mismo, cada cuál, eso sí, con su libro femenino y periodístico. Pilar Urbano y “El hombre que veía amanecer”, en el caso de Garzón, y en el caso de Bermúdez, Elisa Beni y “La soledad del juzgador”.

    ¿Para qué querrá el juez Bermúdez mandar a callar al ministro Fernández? ¿Para inhabilitarlo y hacernos a todos un favor? ¿Para meter pitones en Interior, ahora que El Juli había conseguido llevárselos a Cultura?

    La incontinencia es un mal ministerial, y no creo yo que la incontinencia verbal del ministro español Fernández sea más dañina que la incontinencia urinaria del ministro taiwanés Shen, que manda a sus súbditos a orinar sentados, como si todos lo taiwaneses fueran Nacho Vidal, paisano, por cierto, de ese economista de Cabrera de Mar que dice que si Cataluña fuera independiente los mercados la enterrarían en dinero.
    
Y, además, el Barcelona habría ganado la Supercopa, pues no tendría que vérselas con un Madrid que, “poc a poc”, va interiorizando los valores culés de la humildad (cuatro mano a mano perdonó Higuaín) y la concordia, con Casillas, el hombre que eliminaba barreras, de director de imagen de Xavi, con el que hace collera para un Príncipe de Asturias… de la Concordia.

Uccellacci e uccellini

Gorrión común en El Puntal, Asturias

Passer domesticus
Hembra

Passer domesticus
Macho

Vive entre 7 y 13 años

Se alimenta de migas

Paga con versos bobos a los poetas malos

 Los cuervos los desprecian

El Mesón del Cura Merino

-En el libro Avinareta o la vida de un conspirador, de Pío Baroja, encontraron un texto de 1970 que mostraba a esta localidad como enclave desde el cual el cura Merino tomó las armas para luchar contra los franceses en la Guerra de Independencia.

"Voy facer un sindicatu"

Programa de fiestas

Anayo, 2012

Viernes, 31 de agosto

PLACERES INGLESES

-Aquí no hay placeres. Las mujeres son frías y las camas duras.
LONDRES / JULIO CAMBA

Ignacio Ruiz Quintano

Yo Tuve

Souvenir de Tazones

jueves, 30 de agosto de 2012

En la muerte de Bernardo Bonezzi


El abanderado del IV Reich

Jens Weidmann, el más caracterizado abanderado del IV Reich que muchos políticos alemanes pretenden crear en Europa: un IV Reich financiero. Weidmann no pretende una Europa de dos velocidades, sino de muchas velocidades. No sólo ha sido el graciosillo que afirmó que la compra de deuda pública italiana y española -algo que ambos países necesitan como el comer y que es de justicia, de justicia monetarista-. Fue también quien le recordó al italiano Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, quién mandaba en la entidad, porque era el que más dinero aportaba. Vamos, que así se hace la Europa solidaria.

"Patriotes"

Johnny Bravo

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    El “senyor” Mas pide el rescate (“dar un toque”, en picaresca taurina)… ¡y no admite condiciones!

    Toma tiquitaca.

    Mas ahí tiene Mariano una pista de cómo entrarle a frau Merkel. Y nosotros, otra de cómo ir al Banco a arreglar lo de la visa de agosto.
    
Del “seny del “si us plau” a la “rauxa” del “per collons”.
    
La idea de Mas, en fin, es que los bonos patrióticos de Montilla los pague Mariano.
    
Ningún hijo de p… ganó jamás una guerra muriendo por su país. La ganó haciendo que otro pobre maldito hijo de p… muriera por el suyo.
    
Patton al día: ningún “patriote” ganó nunca nada pagando de su bolsillo; lo ganó haciendo que otro “patriote” pagara por él.

    ¡La lógica nacionalista del pagafantas!

    Entre Xavi y Casillas, Casillas (aunque figuren los dos para la piñata de un Príncipe de Asturias).
    
Que tengo una avería gorda en la visa y me la va “usté” a arreglar ya mismo. “Sense preguntes”.
    
Los modales de este Mas, más que del Johnny Bravo de Hanna-Barbera, parecen extraídos del Makinavaja de Ivà, y seguro que detrás de todo hay un pez gordo espiritual.
    
Ese pez gordo espiritual sería la madre Teresa Forcades, Sor Citroën del nacionalismo catalán y canterana de Montserrat.
    
Cuando empezó a cansarse de ser hombre, a Neruda le parecía delicioso asustar a un notario con un lirio cortado o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
    
Lo de Mas es asustar a Mariano con un bono vencido y dar muerte a “la Españeta” con un golpe de monja.

    Esto, en la cola catalana.

    En la cola vasca, un Bolinaga vestido de Lanza del Vasto exige al juez Castro que cumpla “la ley”.

Pitopausia y lapsus

Hughes

Human kind cannot bear very much realities. Así parece ahora que decía el verso e igual nos quedamos sin realities televisivos este otoño. El verano se va como un rubio surfero desfondado se aleja con su tabla y Amador Mohedano,  imagen del parado español de larga duración, sale ya de su casa, de su retiro chipionero y pitopáusico. Con su algo de pepona albertiana, de señor de camisa abierta y repicar de nudillos en la barra, Amador atraviesa la crisis del maromo y su mujer, que imita a la Jurado hablando como si le estuviesen haciendo cosquillas en el sistema, pare mientras el lapsus del verano llamando Quesadillas a las Quemadillas. Lapsus bretoniano, pero del otro Bretón. La telebajura es televisión que busca el lapsus y en el lapsus hay mucha epifanía y mucho surrealismo. ¿Qué hacemos cuando se hace un chiste con el lugar del horror, pero es involuntario? Lapsus liberador, con la libertad caribeña de lo irresponsable;  lapsus de telebajura, continuidad de la vida absurda y leve. El lapsus es la libertad que nos queda contra la corrección política, especialmente contra la de los estados morales dirigidos. Los apesadumbramientos, las indignaciones, las perpetuidades dirigidas. A qué santo ha de acenizarse la vida si hoy en el periódico viene una señora con cien orgasmos al día. ¡Y uno que pensaba que el orgamo era como montarle a la novia un mueble del IKEA!

Real Madrid, campeón

-Hasta quienes no tenemos nada que ver con el fútbol, estamos insobornablemente reunidos con el Real Madrid.

César González-Ruano

Intelectuales

El comisario entra en la sala.

- Bien -dice-, como expertos militares que sois, ¿me vais a responder a una pregunta? ¿Cuál es la principal ventaja de Franco sobre nosotros? Quien dé la respuesta correcta será ascendido a coronel tan pronto como pueda andar sin muletas. O, si no quiere los galones de coronel, le daremos un cartón de Lucky Strike.
 
Silencio.
 
- Bien -dice el comisario-, la ventaja de Franco sobre nosotros en que no cuenta con intelectuales en sus filas.
 

Metáforas

Uría en caja de cerillas

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Estábamos en el COU del Diego Porcelos, en Burgos, y nos daba Literatura una señora asturiana que se llamaba Pilar y se apellidaba Álvarez Uría, como  el extremo Fco. Javier, al que el difunto Kubala convirtió en lateral izquierdo. Mi timidez impidió resolver un enigma que me inquietó todo el curso, pero no me atreví a preguntar a la profesora si era pariente -parienta, en idioma de progreso- de mi admirado futbolista. La docente era muy leída y por entonces pensábamos que nos apretaba en los exámenes con muy mala idea, pero tengo que reconocer que nos aficionó a muchos a la lectura.

     He recordado a Doña Pilar con motivo de los dientes encontrados en la hoguera de Bretón por un examen que supuso una sarracina para los que tampoco  supieron verlos en prueba de otras épocas. Recuerdo perfectamente, como si fuera hoy, que nos mandó explicar una metáfora, que habláramos del autor, y que contáramos lo que se nos ocurriera. Doña Pilar puso en la pizarra un escueto verso: “..como cinco jazmines adolescentes...”, y se sentó en la mesa a contemplar primero el asombro y luego el miedo de casi todos, ante semejante puñalada.

     Doña Pilar era muy exigente con sus alumnos, y presumía que leíamos mucho y bien, obligándonos a descifrar, a los 17 años y sin esfuerzo, metáforas que ella consideraba de mínima dificultad discurridora. Estoy por considerar que las cinco ferocidades que mamaban sangre de cebolla era problema mayor para adolescentes que los 9 ó 13 dientes encontrados en la hoguera de Bretón sin disfraz metafórico, y que escaparon a la comprensión y pericia que se debe suponer a los expertos. Seguro que Doña Pilar, ante las noticias de Córdoba, anda escandalizada por las Asturias de Gijón... supongo.

El reloj Anti Morante

Este reloj inescacharrable se está poniendo de moda entre areneros, monosabios y seguidores de Morante.

J. R. M.

Jueves, 30 de agosto

LA HIDRA REVOLUCIONARIA

-La prueba de la inocencia de Orbaneja al hablar de la hidra revolucionaria es que Orbaneja no sabe lo que es una hidra.
LONDRES / JULIO CAMBA

Ignacio Ruiz Quintano

Barbie se está bañando

Playa de Gijón

miércoles, 29 de agosto de 2012

El bigote, el baile, la alegría

La mirada del perro totémico del Molín de Mingo

Hughes

(A Salmonetes, donde las negritas son pájaros y braman los toros su propia decadencia, con amistad)


En la ida de la supercopa Mourinho y Tito se saludaron, pero fue el ratito que Mou echó con el observer, el señor del bigote, lo que cambió las cosas, porque si el dedo en el ojo con señor mirando era imagen, sello, Mou con el observer era como ver al del fondo de las Meninas del brazo de una de ellas. Desestructurado el cuadro, todos eran libres. Esa es la genialidad de Mou, aunque quizás pulsaba lo nietzscheano del bigotudo observador, que ya dijo Eduardo Mendoza hace unos días que el bigote es una cosa muy seria y muy nietzscheana, abominando del bigote rampante daliniano. ¿El bigote prusiano nuevamente en boga, mostachudo y erecto, no sería la cuadratura del círculo? ¡Qué pesadumbre de doble ceño ese bigote filosófico! Al final,  la seriedad programática del bigote aznarí o de la gauche diví nos deja solos ante la finura alabeada del bigote epicúreo que solo dibuja la línea de los labios. El hombre de bigote fino es siempre sospechoso y no se entiende el capricho que puede haber en un bigote de estambre, su libertad de gato y el éxtasis zumbado de mosca y sol. Como unos buscan a Nietzsche en Mourinho, otros lo han visto en bailarines y si Camba decía que el español es el que quedaba parado ante la farola,  Gene Kelly, que ahora sería centenario, muslo grácil, la agarraba eufórico y dionisíaco saliendo de su límite ciudadano. Si lo nietzscheano en Gene Kelly encierra cierto vandalismo  -la música, dueña de la alegría y la alegría una libertad incesante- y parece mourinhista ¿qué pensará Tito Vilanova, párpado herido de pierrot, que imaginado en mallas parece un Barishnikov desangelado?

La cabeza del malo


Setenta mil millones de euros en la broma zapatera de dar luz a los hippies


-La cuantía de las subvenciones -bueno, primas, que no es lo mismo pero acaban siendo lo mismo- a las energías renovables, es decir, lo que nos cuesta a los españoles promocionar la muy verde energía del muy ecológico Zapatero, una pasta gansa, no es ningún secreto. Hispanidad las ha explicado una y otra vez, tirando de los números de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), pero es la primera vez que un miembro del Ejecutivo las certifica: hasta el año 2020 la broma sale por 70.000 millones de euros. Y ojo, en esa fecha termina el plan europeo sobre mix de energía pero no terminan las subvenciones a la solar, en su mayoría con una duración de 25 años años, ojo, renovables.

David Guetta



Jorge Bustos

Narcotizante tecnócrata. Y decimos tecnócrata en el sentido acuñado por el inefable Chimo Bayo, que ha manifestado su deseo de pinchar en Grecia porque tiene entendido que “allí hay un Gobierno de technócratas”. Eres el flautista del Hamelín posmoderno, la peña se aliena gustosa bajo el chirrido galáctico de tu música computerizada y gregarizante. Agamenón, pastor de pueblos en el lenguaje formulario de Homero, envidiaría la sumisión con que se te pliegan las masas sin otra panoplia que unos cascos, pastillas rosas y una mesa de mezclas. Y las reses te siguen al son electrificado de esos silbos gomeros pasados por un módulo de técnico electricista que componen ese género tuyo de la “sesión”. En cuanto al porquero de Agamenón, en tus videoclips suele representarse bajo la especie de mulato con hipertrofia muscular que se abate sobre contoneantes hetairas en bikini.

No quiero que entiendas que aborrezco tu música, del mismo modo que no puedo aborrecer un musical de El rey león o las piñatas en las primeras comuniones. Todo se limita a respetar las capacidades del destinatario. Sabemos que en los sesenta la Disney encargó un estudio sociológico que infirió de las masas una edad mental de ocho años, y las masas no pueden haber cambiado mucho desde entonces sino a peor. La inteligencia, entendida como facultad del pensamiento, no es una necesidad de la música y aunque dicen que nadie muere sin hacer alguna vez algo inteligente, podemos concluir con Lichtenberg que en ese caso es posible que tú seas inmortal.

Seguir leyendo: Click

Suffer little children

Hughes
 
Los Smiths tienen una canción, Suffer little children, dedicada a un macabro crimen. Varios niños fueron asesinados y enterrados en los páramos de Manchester. Las lilas frescas no podían acallar el hedor imperturbable de la muerte, cantaba Morrissey, que era algo mejor que Nieves Herrero haciendo necroperiodismo. A José Bretón le llamaban Bosnio, porque estuvo en la guerra, pero es tan complicado que le podrían llamar Bosnio-Herzegovino. “Es frío, cerebral, calculador”, pero así también se puede definir a Draghi, o a Özil. No hay adjetivos para Bretón. Ni antes ni ahora. De hecho, todo el que lo conocía lo calificaba como normal. “Normal y corriente”. Normal hasta un paroxismo de normalidad. Delgaducho. Irrisorio. Bretón es el individuo cuyas mociones siempre se machacan en las reuniones vecinales. Pero Bretón puede que acabe siendo un monstruo y qué monstruo. España tiene crónica negra, pero monstruos poco convincentes. Ni furia de coca, ni ideales redentores, ni locura severa. Nada. A Bretón lo rechaza hasta la España negra, que no lo quiere. Pero incluso si fuera culpable (ahora no lo es, dígase alto a la turba justiciera) no debería cambiarnos. La justicia se mide por cómo se tramitan los despidos, los divorcios, las querellas del Sálvame. No a los mostruos. ¿Qué se puede hacer contra un mal ajeno, inconcebible, que no está en la biblia ni en los libros?

Talegología


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    Que el talego es un invento para pobres no tiene que ver con la demagogia, sino con la vida. En Córdoba hay un tanito, Diego J., comiéndose desde 2010 una condena de dos años y cuatro meses por robo de gallinas en grado de tentativa en una finca de Jaén.

    Esta España es el Ecce Homo que nos dejó Zapatero, aquella Cecilia (Giménez) de León, que para las cosas de las sinjusticias delegaba en Rubalcaba, quien, a su vez, delegaba en un científico a la española, Santalo, su Clouseau.
    
El lado humanitarista de Rubalcaba puso en la calle al carnicero Chaos, y el lado humanitarista de Fernández, su digno sucesor, ha puesto en la calle al gudari Bolinaga, que se queja de un riñón.
    
En “Nestepaís”, Chaos y Bolinaga son gente de izquierdas. Un poco loca, a lo mejor, pero de izquierdas. De hecho, una vez en la calle, en vez de darse, como fascistas, al vino, Chaos podría establecerse en una ikastola en la Karakas de Chávez, y Bolinaga, en la excavación de alguna sima en otra Atapuerka para arkeólogos en camiseta kukuxumuso.

    –El artículo-gatera de Bolinaga dice enfermos con padecimientos incurables y septuagenarios –me explica mi talególogo, o experto en taleguerías–. Pero ya ves a los de Puerto Hurraco. El alto y cano murió en la prisión de Badajoz de muerte natural… El otro se ahorcó en su celda de enfermería porque no le pusieron en libertad, pues le aplicaron la doctrina Parot el día que cumplió veinte años de una condena de vinticinco sin disfrutar ni un sólo día de permiso: tenía preparadas sus cosas para salir, medio ciego, con más de 70 años y muy delicado de salud… Resumiendo: doctrina Parot para los Izquierdo y tercer grado para los Parot.

    Cualquier día de estos detienen a Ruiz Mateos.

Ducha culé

Sevilla
Calle Nervión

La noche de los aspersores
El seny catalán se derramó sobre el Inter de Mou, vencedor de la eliminatoria

Lo que nos cuesta la salud

El rigor del progre

¡Y porque son del Sporting!

Ya sospechábamos que Dios había muerto...

 20 $
...pero no de esta manera.

¿Desde cuándo tiene razón el público?

Bilbao el día del aurresku a Ponce

José Ramón Márquez

Sólo hay dos actos donde el público asistente sea un dato relevante para los que se ocupan de darnos cuenta de los mismos: las manifestaciones y los toros. En las manifestaciones es ya clásica la comparación entre los datos que suministran los organizadores y que generalmente está cerca del millón de personas para manifestaciones de cierta envergadura, y los cien mil que suele observar la policía municipal en el mismo sitio, el mismo día y a la misma hora.

El otro sitio es en los toros. No es de ahora, porque en reseñas antiguas ya se hace referencia al número de asistentes,  y por eso llama la atención el hecho de que ese atavismo de indicar la entrada que registra el coso permanezca tan vigoroso.

Te coges un periódico a ver qué pasó en Almería y allí está el dato innecesario ‘tres cuartos de entrada’; te vas a El Mundo a ver la interpretación canónica de la penúltima gesta de Tomás y lo primero que salta a la vista es ‘lleno’; si quieres leer las loas al toreo de July en Bilbao, tecleas Mundotoro y allí está lo primero ‘tres cuartos’.

¿A quién le importa además de al empresario y a la inspección de Hacienda ese dato? Pienso que a nadie. Dato totalmente irrelevante, carente de interés para lo que vendrá después: el desparpajo de Perera, la inmolación de Tomás, la Importancia de Gallito de Velilla; dato que innecesariamente siempre se ofrece al lector para no se sabe qué.

No me imagino yo a Oti (Rodríguez Marchante), ahora cuando se vaya al festival de cine de Venecia y nos brinde sus críticas de ‘No quiero dormir sola’ comience diciendo: ‘Cuatro gatos entre las filas 7 y 12’; o que cuando se estrene la ansiada ‘El pintor y la modelo’ de Trueba, Mirito Torreiro, si acaso sigue escribiendo en algún sitio, principie su crítica con ‘Cincuenta espectadores...’ 
De la misma forma los del teatro no empiezan con ‘la última genialidad de Mario Gas concitó el interés de treinta y cinco personas...’, o dando la reseña de los cuatro gatos que se tragan esos Hamlet que hacen en el Matadero (¡vaya nombre apropiado, matadero del Teatro!), en los que el Príncipe danés es un yonqui o un broker neoyorquino que se tira la mitad de la función en bolas.
 
En el tenis tienen preparados a unos para ocupar las butacas que no se han vendido. Mi amigo Luisito, de San Cristóbal, está apuntado a eso en la Caja Mágica. Cuando va a empezar el partido tienen allí a un puñado de gente de Villaverde Bajo, el Cruce y San Cristóbal,  que ocupan los asientos que no se han vendido. No cobran, pero ven el partido y luego les dejan entrar en un catering donde se ponen morados. Por eso el tenis, lo mismo que la ceremonia de los Oscar, siempre está lleno, porque hay ‘público contratado’. Eso es lo que yo creo que está poniendo en marcha este año el July, siempre innovador, con sus regalos de entradas ‘a la juventud’, pero si no me fallan las estadísticas me parece que este año July, ni con regalos a la juventud, ha sido capaz de llenar en sitio alguno.

A lo mejor alguno de la crítica debía dar el paso al frente y dejar de indicar en su reseña el volumen de la entrada del festejo, y no pasaría nada. Para las cuentas, ahora que está la cosa taurina en Cultura lo suyo sería que el Ministerio diese unos datos, como hace con el cine, al final de la temporada, convenientemente cocinados y maquillados, para hacer que la crítica se preocupase menos de la entrada, tema que les debería ser totalmente ajeno, y acaso, algo más del toro.

Mirito Torreiro

Finca de los Bretones, esta tarde

Ortografía en el verbo

Tú no eres padre

 Los niños y las ratas
F. J. G. I.

Bretón y el borrego muerto

Abril. Cuando aún había esperanza

Francico Javier Gómez Izquierdo

Toda España sabe ya de la maldad de José Bretón. De su psicopatía y crueldad. De su perversidad criminal. De su monstruosidad...

         Faltan adjetivos que describan uno de las actos criminales más despiadados que se recuerdan en la historia criminológica del país..., pero si los dos últimos informes antropológicos de los restos de la hoguera de “las Quemadillas” son como parecen, la psicopatía del  monstruo asesino la han ido engordando los menos indicados.

         Nos explican hoy que José Bretón mató y quemó a sus hijos el día 8 de octubre del año pasado. A plena luz del día. En una finca rodeada de habitantes de la que salió montado en un coche. Dicen también que paró como si fuera camión de la basura en dos contenedores distintos y alejados en los que depositó bolsas . Y dicen que  asesinó a las criaturas porque en los restos de la hoguera había huesos y dientes de niños. He oído dientes. Y he oído de niños. De los dientes, dicen que es del único resto del que pueden sacar el ADN.

      Las noticias de hoy debieron ser evidencias el día del crimen y rebuscar en la hoguera prioridad absoluta... pero aquel comisario Piedrabuena del que hablamos en su día y al que habría que adjudicar una mala asimilación de las teoría filosóficas, buscando en el río como Tales de Mileto y no en el fuego destructor que según Heráclito engendra principios, consiguió modelar un personaje misterioso que no debió pasar de despreciable. Un canalla que no debió durar dos interrogatorios ante la evidencia de una hoguera extraña que enseñaba dientes de niño.

      Uno, que presume saber un poco de criminales, puso aquí que a Bretón se le debió detener el mismo día de autos ante la confesión de su mala relación con la esposa para hacer muchas preguntas. A Bretón y a las cenizas, pues en aquel tiempo no se permitía encender hogueras entre naranjos.

      Lo que uno nunca llegó a sospechar, después de hablar de roedores y pequeños animales, es que el secreto estaba en la hoguera. Hace diez minutos veo una declaración ante el juez en la que Bretón dice que quemaba animales de todo tipo:

     -Hasta un borrego muerto llegaron a echarme a mi campo.

      Y ante semejante sinrazón, nadie sospechó de la hoguera. Sólo la madre... y policías mal dirigidos, supongo.


 Abril. Presunto culpable

Miércoles, 29 de agosto

CÉSAR EN LONDRES

-César llegó, vio y venció; pero aquello era muy distinto. Quisiera yo verle aquí, en Londres, sin dinero y sin soldados, teniendo que entenderse por señas con la gente, porque aquí no se habla latín.
LONDRES / JULIO CAMBA

Ignacio Ruiz Quintano

Pastor vasco

Calle Ercilla
Bilbao

martes, 28 de agosto de 2012

Quién es el público y dónde se encuentra

Bilbao
Tarde de Victorino

 Bilbao
Tarde de Ponce

Manolete

Tal día como hoy...

Girls and boys

Hughes

A favor de la segregación sexual en los colegios el mejor argumento que se puede dar es la costumbre. El niño español se segrega solo. Cursé una educación mixta y los profesores tenían que recurrir a la autoridad para mezclarnos. En el recreo éramos cuerpecillos que se repelían y tendían a agruparse magnetizados con los de su sexo. Nunca llegamos a estar absolutamente juntos, aunque uno recuerde para siempre los momentos en que no fue así. Pero eso resulta difícil de sostener con el argumento de la libertad o el derecho paterno a que sus niños solo vean otros niños en la clase de gimnasia. Imposible con la racionalidad pedagógica. Que exista la posibilidad de que las niñas le humillen a uno convirtiéndolo en un adulto articulista no parece motivo suficiente. Todo niño tiene un trauma y el trauma es la mayor fuente de placer y tormento de la vida adulta. En España, el modelo de separación sexual tiene además un halo de elitismo. Tanto el idealismo de la niña retirada conventualmente en su colegio, como el espartanismo de la educación entre muchachos. Y en realidad, ese sufrimiento dulce de demorar lo inevitable parece un meditado privilegio social. Visto así, no sólo deberían segregarnos, sino que la presentación debiera ser en una inolvidable puesta de largo. Saltándonos la fase en que ellas se burlaban y nosotros tirábamos de sus coletas.

Bilbao

Erkoreka y su I+D en los victorinos del domingo en Bilbao

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    Cada agosto, uno llega a este Bilbao tudesco remontando, como los salmones, para completar el ciclo de la vida taurina, que son los victorinos en Vista Alegre.
    
Los toros de Bilbao fueron siempre los toros del cuerno, una cosa muy de Interior, pero ha sido pasar la tauromaquia a Cultura y desaparecer el cuerno y los toros, salvo ese bendito anacronismo de la casta que son los victorinos, ante los cuales no hay monería ni circular invertido que valga.
    
En este río revuelto del cambiazo ministerial, Sevilla ha arrebatado a Bilbao (¡y a Madrid!) la bandera del torismo.

A los victorinos de Vista Alegre han acudido este año más hispanistas (americanos, franceses) que españoles, que sólo han enviado a Castaño y Urdiales, para lidiarlos, y a Canito, el fotógrafo, y a Erkoreka, el del I+D, para honrarlos.

No te equivoques, Erkoreka: la solución es el I+D –le dijo una vez a Erkoreka un empresario de Bilbao.

El I+D de la Fiesta es la casta.

Canito, el fotógrafo, que en diciembre cumplirá los cien años, no estuvo en la plaza porque se rompió una cadera, aunque conserva el humor para aguantar las pullas de los guasones.

Canito, ¿es verdad que sacaste movida la foto de Manolete muerto?
    
Pero ahí estuvo Erkoreka, en barrera del 3, junto a las gitanas de los capotes, con su pañuelo “Aste Nagusia 2012” al cuello y su peluco y su iPhone de lo más I+D, pidiendo como un orejero julista oreja para Bolívar y oreja para Urdiales, riojano como Llorente, el delantero centro repudiado por los leones.

    Qué jindama no pasaría Urdiales ante su segundo cárdeno que dos veces hubo de restregar las palmas de sus manos en la arena para quitarse el sudor por el que se le escurría la muleta.

    –Nada, al lado del quinario que le espera a Llorente.

El Clouseau de Rubalcaba


Caso Ruth y José. Duras críticas internas a Miguel Ángel Santano, comisario de Policía Científica con Rubalcaba: desechó los restos hallados en Córdoba, descartó la pista principal en el Códice Calixtino...

Visita al Doctor Thebussem


José Ramón Márquez

Último rito del verano en Cádiz, en este agosto que se esfuma para dar veracidad a las teorías de Henry Bergson sobre el tiempo, es la visita ineludible al Doctor Thebussem, que sigue contemplando, divertido, la vida desde su Medina Sidonia, ciudad óptima para ver las cosas, incluido el mar, con gracia y con justa distancia. Su mirada burlona parece compadecerse, en cierto modo, de los que por esas deplorables circunstancias de la vida nos vemos obligados a abandonar contra nuestra voluntad este paraíso en cuyo campo reinan los toros de lidia y en cuya mar imperan los atunes, para retornar a la urbe, ¡con la que nos tienen preparada para este otoño!

El venerado Doctor sigue, impertérrito, oteando el mundo desde la Plaza de La Cruz. En las cuatro caras del paralelepípedo que sostiene su busto, permanecen las cuatro leyendas que tanto le habría divertido leer y que rezan, a los cuatro vientos, así:

A IUDAD
DE
EDIN SIDONIA
A SU ILUSTRE HI
MARIANO PAR O
DE FIGUE OA
SERNA
18 NO 1984

***

MIEMB O
E L
EA A ADE IA
D  LA ISTORIA

***

IE  
D
AL A ADEMIA
DE LA LE GUA




Martes, 28 de agosto

HUMOR TAURINO

Jandilla, mejor ganadería de la Feria de Bilbao 2012.

Ignacio Ruiz Quintano

Nuevo día

Lastres