Follow by Email

jueves, 30 de agosto de 2012

"Patriotes"

Johnny Bravo

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    El “senyor” Mas pide el rescate (“dar un toque”, en picaresca taurina)… ¡y no admite condiciones!

    Toma tiquitaca.

    Mas ahí tiene Mariano una pista de cómo entrarle a frau Merkel. Y nosotros, otra de cómo ir al Banco a arreglar lo de la visa de agosto.
    
Del “seny del “si us plau” a la “rauxa” del “per collons”.
    
La idea de Mas, en fin, es que los bonos patrióticos de Montilla los pague Mariano.
    
Ningún hijo de p… ganó jamás una guerra muriendo por su país. La ganó haciendo que otro pobre maldito hijo de p… muriera por el suyo.
    
Patton al día: ningún “patriote” ganó nunca nada pagando de su bolsillo; lo ganó haciendo que otro “patriote” pagara por él.

    ¡La lógica nacionalista del pagafantas!

    Entre Xavi y Casillas, Casillas (aunque figuren los dos para la piñata de un Príncipe de Asturias).
    
Que tengo una avería gorda en la visa y me la va “usté” a arreglar ya mismo. “Sense preguntes”.
    
Los modales de este Mas, más que del Johnny Bravo de Hanna-Barbera, parecen extraídos del Makinavaja de Ivà, y seguro que detrás de todo hay un pez gordo espiritual.
    
Ese pez gordo espiritual sería la madre Teresa Forcades, Sor Citroën del nacionalismo catalán y canterana de Montserrat.
    
Cuando empezó a cansarse de ser hombre, a Neruda le parecía delicioso asustar a un notario con un lirio cortado o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
    
Lo de Mas es asustar a Mariano con un bono vencido y dar muerte a “la Españeta” con un golpe de monja.

    Esto, en la cola catalana.

    En la cola vasca, un Bolinaga vestido de Lanza del Vasto exige al juez Castro que cumpla “la ley”.