Follow by Email

viernes, 21 de octubre de 2011

Cohen y los asesinos de Lorca

"Los indignados pretenden que la azotea se dedique
a algún tipo de huerto urbano"


¡ARTISTAS, MADRE!

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Se lo soltó Pastora Imperio, que era la esposa de Rafael el Gallo, a María Guerrero: “Ay, doña María. Ustedes, las cómicas, no saben los malos ratos que pasamos nosotras, las artistas.” En España las artistas tienen un ingenio que no tienen los artistas. Miren, si no, la melonada que un tal Nacho Vegas le soltó a Leonard Cohen, que es como un Pedro Antonio Martín Marín de las letras: tantas, que un jurado de hombres sin piedad le ha bendecido con la piñata del Príncipe de Asturias… de las Letras, gracias a lo cual ha recibido en Gijón un homenaje que el tal Vegas aprovechó para lucirse con una pieza solanácea que acredita su superioridad moral: “Cohen dice que está muy contento de haber venido a la tierra de Lorca, y yo le recomiendo que tenga cuidado, porque igual estos días tiene que estrecharles la mano a algunos de los que le mataron.” Figurémonos la situación al revés: Vegas en el Canadá y el viejo Cohen que le previene de dar la mano a algunos de los que mataron a niños mohawk. Pero ¿qué hace este tío, que no está en el Palacio de los Deportes peleando con las veintitrés mentes más brillantes del Universo? Es verdad que amenizará una verbena por el río en noviembre, pero este congreso de lumbreras, en el que extrañamente tampoco vemos a Umberto Eco, el hombre que siempre decía sí, ganaría en alcance mediático con un artista de la sensibilidad social de este Vegas, al que ya veo tocando el piano en el “hall” del Nuevo Hotel Madrid en el Madrid Okupado, que está en el tercer piso, como corresponde a un croquis revolucionario. Según el periodismo global en español, que celebra la “okupación” del hotel como si fuera su propia sede, “allí se concentrarán todo tipo de iniciativas culturales”: cursillos, talleres de autoempleo, una ludoteca y hasta una Universidad popular donde Vegas podría llevarse una cátedra. ¡Ah, y los “indignados” pretenden que la azotea se dedique a algún tipo de huerto urbano!

Seguir leyendo: Click