Follow by Email

viernes, 30 de julio de 2010

La UIMP, el paraíso del conferenciante

Jorge Bustos

Si Madrid es un sitio donde te descuidas y te dan una conferencia, Santander ya ni les cuento. Cuando los republicanos echaron al Rey del Palacio de la Magdalena, se preguntaron: “¿Y qué hacemos ahora con el palacio?” Y montaron aquí la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que no sirvió para desasnar a un solo miliciano. Pasarse un día en la UIMP supone ingresar en un microcosmos biodiverso y bien iluminado, sin llegar uno a decir que los conferenciantes de la UIMP equivalgan a los animales de Cabárceno.

Si has sido diputado, empresario de éxito, científico con patentes o jurista noticioso y no has dado una conferencia un veranito en la UIMP, entonces, amigo, no eres nadie. Aquí, no obstante, conviven viejas glorias con ponentes anónimos. Se distinguen porque los primeros se alojan en palacio y los segundos se buscan la vida en un hotel. Merodeé impunemente sobre el fulgor de cera del parquet palaciego, admirando los copetudos rótulos de las estancias. Igualito que la Complu, oigan. Pero lo mejor es el programa. Por ejemplo. Elvira Lindo imparte un taller de cuentos, pero no especifica si la ley ampara la literatura que pueda salir de semejantes lecciones. Gabriela Bravo, portavoz del CGPJ, desgrana La crisis de la Justicia en España... y resulta que su curso está patrocinado por el CGPJ. La Justicia patrocinando su crisis, no me digan. Peces-Barba resetea el caletre para abordar los Problemas actuales de los derechos humanos, tales como los que tuvieron las víctimas del terrorismo mientras él fue “alto comisionado”, cargo que al parecer sólo ha servido para mutar al de “bajo conferenciante”. Garzón pontificó aquí hace dos semanas sobre El crimen organizado. Un negocio rentable. Quién mejor para hablar de negocios rentables. Hay un curso titulado El sector de autopistas de peaje ante la salida de la crisis. Dura tres días pero uno lo resumiría con decir que, a más peaje, menos crisis del sector y más del contribuyente. Y esta mañana Diego López Garrido, el hombre más pitado del Bernabéu ahora que se ha ido Guti, el socialista con pinta de latifundista mexicano al decir de Ruiz Quintano, ha hecho el enésimo y gratuito Balance de la presidencia española y su impacto en el futuro de la UE. El balance se hace bien rápido, pero el impacto será arduo de evaluar, sobre todo para los compradores de deuda española.

Hay quien sostiene que a las conferencias y congresos los profesores o los médicos sólo van para ligar. A juzgar por los coquetos modelitos de un par de orondas catedráticas que basculaban peligrosamente sobre sus tacones de aguja, a la tesis no le falta verosimilitud.

(La Gaceta)