Follow by Email

miércoles, 21 de octubre de 2009

MIÉRCOLES, 21 DE OCTUBRE

Pasión de los fuertes en Balmoral
UN BARMAN

He sabido de la muerte de Agustín, el barman de Balmoral, por David Gistau, que representa a la última promoción del mítico albergue madrileño en Hermosilla/Serrano. Se lo conté, ya en el trasnoche sevillano, a Manuel Alcántara, que, cubata y cigarro en mano, celebraba como un león de la Metro su Romero Murube. A su lado, alguien hizo el cuento:

-Doctor, si no bebo ni fumo, ¿viviré más?
-Sí, pero se le va a hacer muy largo.

De Agustín se me ha quedado en la cabeza su risa de pájaro carpintero. Y, desde luego, era el barman más indicado para dar la réplica famosa en Pasión de los fuertes:

Agustín: ¿Un whiskey, sheriff?
Henry Fonda: ¿Tiene inconveniente en que le haga una pregunta personal?
Agustín: No, sheriff. Pregunte lo que quiera.
Henry Fonda: ¿Ha estado usted enamorado alguna vez?
Agustín: No, sheriff. Yo siempre he sido camarero.

Espero que en el Cielo, a pesar de la hora, cuando oigan su risa de pájaro carpintero, le abran la cancela como, al final, cada madrugada, te la abría él.

Ignacio Ruiz Quintano