Follow by Email

jueves, 15 de octubre de 2009

JUEVES, 15 DE OCTUBRE

Devuélveme el rosario de mi madre
y quédate con todo lo demás;
lo tuyo te lo envío cualquier tarde,
no quiero que me veas nunca más.
Mario Cavagnaro



EL ROSARIO DE MI MADRE

Se nos presentan como dos almas gemelas. Nacieron el mismo día del mismo mes y tienen cuatro niñas famosas: Sasha, Mahia, Laura y Alba. Ambos se declaran lectores de Borges, aunque no le entiendan ni una palabra. Y aman a los débiles -principalmente a las mujeres- hasta perder el apetito. ¿Qué regalarse? ¿Unas botas para las niñas o unos trajes de Milano? Zapatero quería un grabadín baratito de Picasso, tipo el Guernica que los progres cuelgan encima del tresillo. Picasso, como sabemos por Olano, es el señor de las palomas, y las palomas son las aves de la Paz. ¿Dónde pillar un grabadín de Picasso en pleno puente del Pilar? Lo de Olano son originales, y a Zapatero no se los va a dar. La solución, en la tienda del aeropuerto: una guía turística de Barcelona, que a Obama le suena del Dream Team de Magic Johnson. La respuesta de Obama: un facsímil del segundo discurso de Lincoln, el presidente que un día era esclavista y al otro no; el que dijo a dos senadores recalcitrantes: "Soy el presidente de los Estados Unidos, revestido de gran poder", que es, más o menos, lo que Zapatero contestó a un anciano artista que se hacía cruces del enorme poder de Bush: "Bueno, yo también tengo un gran poder."

Ignacio Ruiz Quintano