Follow by Email

domingo, 18 de octubre de 2009

DOMINGO, 18 DE OCTUBRE

Llévame todas las tardes a tu huerto /
y siéntate junto a mí entre las rosas; /
cuéntame, por piedad aquellas cosas
/
que hacen latir mi corazón ya muerto.


Llévame / Gonzalo Curiel



A VIVIR DEL MUERTO

Ramón Gómez de la Serna: "Caníbal fue el que se comió a Aníbal." ¿Y cómo llamaremos a los que, como Gibson, comen de Federico, que es como los tragaldabas de la cultura llaman a Lorca?
En Cambio 16 había una correctora de textos, la señorita Rubio, que cada vez que yo citaba en un artículo a Gibbon, autor de la Declinación y caída del Imperio Romano, ella lo tachaba y ponía "Ian Gibson", autor de Un irlandés en España. Gibson ha cogido la perra de desenterrar a Lorca para poder ver "aunque sea un zapato" (sic), pues el irlandés es zapateril hasta ese punto, y, naturalmente, piensa lo mismo que Zapatero, sólo que después. ¡Había que ver al gran Pepín Bello contando cómo aquella parpayuela canaria que era ministro, López Aguilar, lo abordó en un acto en la Residencia de Estudiantes para afearle que no dijera que Lorca era de izquierdas. "Hombre, Pepín, pero ¿cómo puede usted ir diciendo que Federico no era de izquierdas?" Y Pepín: "Pues porque lo conocí."

Ignacio Ruiz Quintano