Follow by Email

sábado, 16 de enero de 2021

Los otros

Hombre solo / Mingote

Ignacio Ruiz Quintano

Abc

    La democracia es como una plantita que hay que regar, dice Arrimadas, la leyenda de Jerez, mirando el bonsái de Edmundo Bal.
    

La ventaja de vivir en un país de lo menos cuarenta millones de liberalios y no en otro de lo menos setenta y cinco millones de fascistas (¡lo que se ha perdido Tom Wolfe!) es que, al abrigo de un estado de excepción “sine die” decidido por un tal Sánchez (¡el soberano!), podemos dedicarnos a hablar de la libertad como los clásicos lo hacían de las mujeres, por lo que leían en los libros.


    De libro para hablar de la libertad de los rusos, que es la nuestra, he escogido el de Custine. A Rusia viajaron De los Ríos, alias Don Suave, al que hizo la cobra Lenin, y Stefan Zweig, que se hizo un “selfie” en la habitación de Tolstoi. Pero fijarse, lo que se dice fijarse, sólo se fijó Custine, que vio un país de seres que se creían en la obligación de adorar de palabra lo que odiaban de corazón.


    –No me basta con describir; quiero juzgar.
    

“El pueblo ruso es manso”, le afirman con énfasis. “No me congratulo por ello”, contesta, “ya que lo es porque está acostumbrado a la sumisión”.


    –En política, la resignación del pueblo determina el poderío del gobierno.
    

El marqués descubre en el alma del pueblo ruso los inevitables estragos del poder arbitrario: “Ante todo, una indiferencia salvaje por la santidad de la palabra, la verdad de los sentimientos, la justicia de los actos; luego, la mentira triunfante en todas las acciones y transacciones de la vida; la falta de probidad, la mala fe, el fraude en todas sus formas”.


    –Quien no se deja embaucar es un traidor: reírse de una baladronada, refutar una mentira, discutir la obediencia es un atentado contra la seguridad del Estado. ¡La vergüenza, último castigo de las naciones que faltan a su dignidad, no abre los ojos a los rusos!
    

Y la pregunta ontológica del día: “¿Qué deber, qué recompensa pueden hacer tolerable al rostro humano durante tanto tiempo el esfuerzo de llevar la máscara?”


    ¡Hay cada pueblo por ahí!...

[Sábado, 9 de Enero]