Follow by Email

lunes, 10 de febrero de 2020

Víspera y octava

 
Rácing de Preciado q.e.p.d.
 Ceballos, Moratón, Ismael, Juanma, Sietes y Javi Guerrero
MUNITIS,  Pablo Sierra, Regueiro, NAFTI y Pineda

 
Francisco Javier Gómez Izquierdo

        Ahora nadie sabe lo que significa, pero antes en los pueblos se decía que no había santo sin vísperas ni octava. A la gran fiesta de Copas que acabamos de disfrutar le ha llegado la octava en Primera con el regreso a la cotidianeidad de los triunfos de un Madrid, contundente, un Barça débil atrás e incluso un Atleti preocupante arriba... y a la consabida resaca de los no acostumbrados a beber y trasnochar. A estos, a los Segunda B, les ha quedado cierta resaca que esperamos suelten por el bien de sus aficiones, que han demostrado estar preparadas cuando menos para vivir en Segunda. Quizás a los que peor han  sentado los días de Copa de entresemana sea a los directivos del Badajoz, que no se sabe con qué argumentos despidieron el otro día al entrenador Mehdi Nafti y contrataron a Pedro  Munitis, compañero del tunecino allá en el Rácing y discípulos ambos de teorías tan dispares como las del difunto Preciado, Setién ó Lucas Alcaraz a la sombra del palacio de la Magdalena. Mi memoria ha perdido  ya hace tiempo la categoría de fiable, pero de Munitis, cedido joven por el Rácing, y el Badajoz creo recordar una curiosa confusión que hubo en la prensa al golear con los pacenses en 2ªB y los cronistas convertirlo en “rumanito”, supongo que despistados por el apellido. Luego Munitis volvió a Santander y se salió con su equipo, lo fichó el Madrid y tras varios episodios digamos que agitados de jugador y hombre comprometido con su Rácing, regresa a los campos donde comenzó su gloria y fama. De su Rácing, de más que oscuro futuro en 2ª, se encarga desde esta semana J. L. Oltra, un clásico con el que ya saben ustedes tengo más que prevención. ¡Ah, otro clásico que ha aterrizado esta semana en Albacete es Lucas Alcaraz, otro que tal! El caso es que la afición del Badajoz anda convulsionada por el proceder de su directiva con Nafti y ¡claro está! la veleidad del presidente extremeño ha tenido la consecuencia que se presentía: derrota ante mi Córdoba, que se encontró en el Nuevo Vivero con la mitad del trabajo hecho. De momento el Badajoz abandona puesto de play-off  y lo ocupamos nosotros. Espero que la hemorragia de los extremeños  no resulte definitiva.

      El mas mío de los clubes, el Burgos, se las tuvo con la Cultural Leonesa, la que eliminó al Atleti de Madrid y a la que su alcalde no quiere en Castilla. La Cultu anda en las alturas del Grupo II pero a la orilla del Arlanzón notó las noches de Copas e hincó la rodilla en El Plantío por dos veces para aliviar a mi Burgos de los malos humores que llegaban del pozo del grupo.
     
Todos los aficionados de España abrazaron a los Unionistas de Salamanca como si fueran entrañables amigos, pero el caso es que Unionistas lo va a pasar mal para mantenerse, y si no acaban de despertar del bonito sueño que los puso en la tele en horario preferente, la tarea va a ser imposible.
      
De los fiesteros de la Copa queda el Mirandés “¿De Miranda y con miedo?” al que no se le pone nada por delante. En Miranda, que siempre ha sido estación preferente, nudo de comunicaciones se decía antaño, en estos nuevos tiempos en vez de trenes paran una o dos temporadas, becarios de cualquier parte para hacerse futbolistas de cuerpo entero. Ayer Marcos André, el 9 titular prestado por el Valladolid, y que tiene sentado a Matheus prestado por el Watford, marcó un gol; Joaquín Muñoz que creo lo ha dejado el Atleti de Madrid, otro. El Mirandés vive de préstamos a los que da extraordinario rendimiento y estoy convencido de que ante sus prestamistas más importantes (Real Sociedad y Athletic) va a parecer mucho más rico que ellos. Como pareció ayer ante el Spórting o antier ante el Sevilla.
   
Y es que el Mirandés tiene el cuerpo hecho a salir de copas las noches que haga falta.