Follow by Email

miércoles, 13 de mayo de 2015

Soler


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Antes que alcalde, Soler es arquetipo de un liberalismo pepero.
Este liberalismo tiene algo que ver con San Genaro, pues a mediados de mes el liberal arquetípico se licúa (de aquí deben de sacar los cursis la bobada de la “democracia líquida”), se trueca en sociata y suspira por el reparto.

Como estamos en época “votacional” (“electoral” sería otra cosa), en Getafe, la ciudad de la que es alcalde, y con motivo del “Zombie Survival”, incluido en el “World Real Game’s” (¡si los milicianos que “afusilaron” al Corazón de Jesús levantaran la cabeza!), Soler reparte… condones.
El ser humano nace libre, y los liberales creen que el medio de asegurar esa libertad es la bicicleta (más bicicletas, promete Aguirre en Madrid) y el condón (más condones promete Soler en Getafe), cuya propaganda constituye para Ratzinger parte esencial de la desmoralización de la sociedad, pero porque Ratzinger no ha leído “La ‘tournée’ de Dios”, que aterrizó en el Cerro de los Ángeles (Getafe).

Soler sucedió en el sillón a Castro, el de “tontosloscojones” a los votantes del PP, que ahora, para competir con Soler, reparte en Twitter faltas de ortografía, en el sentido, no de Gide (definió la homosexualidad como falta de ortografía que pone en femenino lo que debe ser masculino), sino de la Fundéu.
¿Cómo ser joven en un “Zombie Survival” sin condones y faltas de ortografía?

Porno zombie y donación de esperma fue la receta publicitaria del Getafe C. F. para captar socios el año que llegó al pueblo Soler, que es cántabro, y cuyo liberalismo fluctúa según los ritmos ideológicos del españolazo de toda la vida: a primeros de mes, fachón; el 10, liberal; el 20, sociata; y el 30 (en los meses de 31, día de paga), anarquista práctico.

Este Soler de la cestita de condones prohibió actuar (“¡con ese nombre!”) en Getafe a una banda de rock que iba a tocar de balde (esto no le escandalizó), Vucaque, ganador, al día siguiente, del concurso nacional de grupos emergentes.