Follow by Email

jueves, 1 de septiembre de 2011

Sansones gemelos

Eduardo Oriol

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Juan y Eduardo Oriol son dos hermanos mellizos . No son los De Boer, ni los Van de Kerkhof, pero son tan mellizos como las internacionales dobles parejas holandesas, en un país donde no se conocen casi gemelos en el fútbol de élite. Con los Flaño de Osasuna y los Francis y Sergio Suárez de Las Palmas que nacieron un 6 de enero como un servidor, son el trío de tipos repetidos del fútbol español.

Juan y Eduardo Oriol son de Cambrils y vienen a descender de Córdoba, según me tiene dicho mi amigo Rafael. Juan Oriol es lateral izquierdo en el Villarreal y Eduardo Oriol carrilero derecho –ni defensa ni extremo- en el Zaragoza. Los gemelos Oriol Gracia (apellido cordobés) se han sentido ridículos filisteos en la primera jornada de Liga ante dos Sansones siameses de selváticas y salvajes melenas. Los gemelos Oriol saben que la Liga no tiene historia y que lo más prudente es dejar a los Sansones a su aire. Las certezas de los gemelos Oriol se parecen a las mías y no tardará el tiempo en que presidentes sensatos comprendan que no es tan rentable preparar la catedral y engalanar a los obispos para recibir a los dos gigantones..., que sin piedad, destrozarán el templo y herirán de muerte a sus más sagrados ministros, por lo que no es descabellada la proposición de que sean los monaguillos y no los sacerdotes los que se sometan a tan desigual batalla.

Pudiera ser que una noche, una intrépida Dalila, se atreviera a beber de la misma Copa de un Sansón. No sacaría provecho de la temeridad. El beneficiado sería el otro Sansón, por lo que lo más justo es no dar opciones a las Dalilas y que cada sábado y domingo sean los juveniles los que se las tengan con los Messi y Cristiano. Si a los obispos les cuelan 5 y 6, no ha de enfadar que a los monaguillos les metan 12.... y que luego, los auténticos gemelos del fútbol español se la jueguen a vida o muerte en dos partidos. No sólo sería lo justo. También es necesario.


Juan Oriol