Follow by Email

viernes, 23 de septiembre de 2011

Viernes, 23 de septiembre

TOMÁS DE AQUINO

-El buey mudo está mugiendo ahora, como un buey acorralado y, sin embargo, terrible y sobrepasando a todo el hato del corral. Ya hemos señalado por qué, en esta disputa con Siger de Brabante, Tomás de Aquino soltó semejantes truenos de pasión moral: fue porque la obra de toda su vida estaba siendo traicionada a sus espaldas por quienes habían usado sus victorias sobre los reaccionarios.
SANTO TOMÁS DE AQUINO / G. K. CHESTERTON

Ignacio Ruiz Quintano