Follow by Email

domingo, 29 de agosto de 2010

Quiénes son los que sobran cuando hay toros

Enrique Ponce, veinte años de alternativa


José Ramón Márquez

Con July anegado de importancia y con Tomás en el lecho del dolor, lo de Ponce en Bilbao con la tremenda corrida de Puerto de San Lorenzo en su tarde número L en Bilbao, es como para ponerse a cavilar sobre la admonición que recibió el valenciano en la Feria de Abril sobre la pertinencia de su inmediata retirada del planeta de los toros ‘en honor a su carrera’, creo que decía aquél que le mandaba al vinagre; total, porque cometió el gran delito de pasar como a mil por hora del mulo Rinconcito y del público de Sevilla, abducido por July en lo que se preveía como el inicio de su año triunfal.
Me hubiese encantado ver frente a los del Puerto al de los relojes, al del yate, al importante y al mediterráneo para, quizás, replantear el asunto sobre quién sobra en el negocio de los toros. Quiénes son los que sobran cuando hay toros, claro.


Entre taco y taco, el Premio Taurodelta exigió la retirada de Ponce
porque malmató a este mulo en Sevilla