Follow by Email

sábado, 12 de diciembre de 2009

LOS "ALBORTOS", LA GRAN PREOCUPACIÓN


F. J. Gómez Izquierdo

Andan las ministras de Zapatero muy ocupadas en legislar sobre lo que creen que tiene en vigilia y en continuo sobresalto a las españolas y que no es otra cosa que el poder abortar.

Quien esto escribe vive en barrio de gente variopinta -mentiría si dijera multicultural- y entre sus vecinos hay una señora que ha tratado mucho con presas. Sí, sí..., con condenadas a penas de cárcel. Dice esta señora que en los últimos veinticinco años no se conoce mujer que haya entrado en prisión por abortar. Para que quede claro a quien leyere: hoy no hay nadie, pero nadie, nadie... presa por haber abortado. Ni hoy, ni ayer, ni hace diez años. ¿Quiere esto decir que las mujeres no abortan por miedo a ir a la cárcel? Está claro que no, pues a todas horas la progresía militante da cifras de abortos consumados en tiempos de Aznar, de Felipe... e incluso de Zapatero.
¿Por qué entonces esa manía de reformar la Ley del Aborto, con ánimo de obligar a los médicos a hacer lo que no deben y a las mujeres lo que no deben querer? Achaquémoslo a ignorancia que explica muy bien mi vecina, la carcelera.

-Muchas de las presas yonquis se dedican de continuo o por temporadas a la prostitución y en ocasiones quedan embarazadas. Como muchas de ellas son muy descuidadas, han de abortar en avanzado estado de gestación. Se buscan la vida... y abortan.
La mayoría quedan tocadas para toda la vida y cometen todo tipo de delitos por los que entran en la cárcel y cuando las invade eso que llaman la melancolía, hablan de sus "albortos". Las que saben a qué psicólogo ir, dicen "albortos":

-No tenía que haber albortao, ¿sabusté?, pero la Junta me amenazó con quitarme los niños y mi madre nostaba pa cuidar mis hijos y los de mi otra hermana, la Yessi, que sabusté que pagó hace dos años por unas sirlas con su chulo......Yostoy pagando cuatro años por diez gramos que guardaba al Toñete, mal rayo lo parta... me quedé colgá y no levanté cabeza...

Las ministras de Zapatero, pueda que relacionen prisión con aborto por no saber leer o por no saber escuchar... De lo que no hay duda, es de la poca gracia que les hace a las presas con las que trata mi vecina abortar. Tan poca gracia les hace, que no se lo recomiendan a nadie...

-Si hubiese estudiao... -dice mi vecina que dice una tal Micaela...