Follow by Email

miércoles, 20 de junio de 2012

Me voy a Sevilla

-Desengáñense ustedes: Uno no es alguien hasta que no tiene un amigo poeta en Sevilla. Todo lo demás es calderilla. Y en la calderilla no hay esperanza, como nos hemos visto obligados a aprender de golpe.