Follow by Email

lunes, 31 de mayo de 2010

Una foto con su cosa


Francisco Javier Gómez Izquierdo


A don Emilio García Gómez

Después de la testimonial toma de la Catedral (Mezquita para el laico) en Semana Santa por parte de unos turistas austríacos con pasaportes de Sri Lanka, Pakistán y de por esos países... a un servidor le entra de vez en cuando un escalofrío que no puede evitar cuando ve pasear por la judería grupos de musulmanes a los que se les notan los posibles. Cuadrillas de diez o quince con barbas y chilabas de diseño que no venden nada y no hablan con nadie. Los paisanos del "baratou, baratou" con relojes y bolsos de Dolchegavana chinos se apartan a su paso y los cordobeses los miran más perplejos que sorprendidos... El otro día pude ver el interés y aplicación de uno de estos personajes extraños que tanto se prodigan por Córdoba en los últimos tiempos. Puede parecer alarma de pusilánime, pero cada vez estoy más mosqueado... Dicho sea lo anterior sin ánimo de alarmar ni por supuesto de molestar... pero ahí está la foto. Como comprenderán, tuve que hacerla como se hacen los hurtos: al descuido. No me negarán que la foto tiene su cosa...