Follow by Email

lunes, 5 de abril de 2010

VARIACIONES SOBRE LA NADA

Variaciones sobre la nada



José Ramón Márquez


En el día de ayer, Domingo de Resurrección ha habido las siguientes escaramuzas, según la prensa escrita:

En Madrid

· Toros de Núñez del Cuvillo (1º, 3º y 5º) y Juan Pedro Domecq (2º, 4º y 6º), desiguales de hechuras, en general ayunos de casta y de pujanza (ABC),
· Tres toros de Núñez del Cuvillo, 1º, 3º y 5º, blandos, descastados y sosos, con más kilos que trapío; serios de cabeza; tres de Juan Pedro Domecq, terciado el 2º y bien armado y con un poco más de presencia 4º y 6º, que fue un buey; 2º y 4º con un poco más de casta. (El Mundo)
· Núñez del Cuvillo (1º, 3º y 5º) y Juan Pedro Domecq (2º, 4º y 6º), desiguales de presentación, blandos y de juego irregular (Marca)
· Toros de Núñez del Cuvillo (1º, 3º y 5º) y Juan Pedro Domecq, desiguales de presentación, mansos salvo el quinto, algo aplaudido.(El País)

En Málaga

· Toros de Núñez del Cuvillo, aceptables de presentación y con buen fondo, aunque distraídos y sin romper hacia delante (ABC)
· Seis toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presencia y juego. Segundo y tercero, mal presentados. Quinto y sexto, grandes y mal hechos. El cuarto, bravo y noble, fue excelente. El sexto, manso.(El Mundo)
· Toros de Núñez del Cuvillo desiguales de presentación y de juego (Marca)

En Sevilla

· Toros de Daniel Ruiz, incluido el sobrero (1º bis), los tres primeros demasiados flojos, los tres últimos, mansos pero van a más y se dejan torear. (ABC)
· Toros de Daniel Ruiz, incluido el sobrero (1º bis), pobres de presentación en general, sin remate, varios cinqueños (2º y 3º), y bajos de casta y poder, pero con un 5º extraordinario por las dos manos y un 4º muy bueno en mansito (El Mundo)
· Daniel Ruiz desiguales de presentación y con diferentes matices en su juego (Marca)
· Toros de Daniel Ruiz, el segundo como sobrero, mal presentados, inválidos, sosos y descastados, nobles 4º y 5º. (El Pais)

En resumen, tomando de cada medio lo apropiado, la cosa queda así:

La corrida de Madrid, ayuna de casta y pujanza, blanda, descastada y sosa, con más quilos que trapío, desiguales de presentación, blandos, mansos.

La corrida de Málaga, distraídos y sin romper hacia delante, desiguales de presentación y de juego, segundo y tercero mal presentados, quinto y sexto, grandes y mal hechos.

La corrida de Sevilla, los tres primeros demasiado flojos, los tres últimos mansos, pobres de presentación y bajos de casta y poder, desiguales de presentación, inválidos, sosos y descastados.

Con semejantes basuras, Luque, nada multiplicado por seis. Tato, nada multiplicado por dos. Tomás, nada y nada gracias a que se le paró el reloj al Presidente. Castella, arrimón multiplicado por dos, nada. Morante, mentonazos multiplicados por dos, aire y salero, nada. Manzanares, metió dos veces el estoque hasta dentro, sin vómito, nada. Perera, nada por dos.

***

Si no hay toro, no hay nada. Lo único que separa este espectáculo del ridículo es la presencia del toro. ¿Se darán cuenta?