Follow by Email

lunes, 23 de septiembre de 2019

La Segunda B

Próxima jornada: Sevilla B-Córdoba


Francisco Javier Gómez Izquierdo

       Debido al derrumbe deportivo del Córdoba CF y a unas inesperadas y descorazonadoras circunstancias familiares durante este verano parece como que empiezo la liga sin equipo y eso que uno se ha curtido en esta 2ªB con la que no va a quedar más remedio que volver a familiarizarse. Empecé a mediados de agosto y desde muy lejos con la sensación de que el Córdoba estaba enfermo y que la situación era pasajera. De una convalecencia preocupante pero sanable. Una convalecencia que no quiero pensar sea parecida a la del Burgos, mi equipo de siempre, ya va para casi veinte años.
     
El caso es que hasta esta jornada no he podido ver al equipo y, la verdad, prefiero no dar detalles del espectáculo ante el C D Badajoz que entrena aquel Nafty, mediocentro tan pundonoroso como inteligente que explotó en el Rácing hace unos años y que volvió a España hará unos diez para acabar su carrera entre el Valladolid y el Cádiz. Recuerdo que era listísimo y me da que entrenará en 2ª. Al tiempo. En el Grupo IV, Córdoba, Badajoz, Recreativo, Murcia, Cartagena... son clubes históricos que tienen su público, sufridor pero público al fin, aunque el sistema de competición -para mí, justo-  te puede volver a dejar donde creías que sobrabas. De este grupo IV no subió ninguno; tampoco del III, mientras que de los grupos I y II,  más competidos a pesar del casi paseo santanderino, lo hicieron dos de cada: Fuenlabrada y Ponferradina por el I y Rácing y Mirandés por el II. La 2ªB está reconocida como un pozo del que es complicado salir. Incluso haciendo bien las cosas. De momento, creo, con perdón, que jugamos con demasiados defensas y además poco fiables. Djetei, un central nuestro y del Camerún, perpetró, del verbo perpetrar, un penalty a los 15 segundos de los que sólo se ven entre futbolistas inacabados. Tendremos que acostumbrarnos a tanto despropósito. Owusu, otro negrito que lleva el 9, por el contrario sale determinado a marcar gol como sea y va a hacer muchos como el que supuso el empate ante los pacenses. Lo malo es que se lo llevarán en Navidad para pagar, entre otras cosas, la luz.
    
En fin... me gustaba ver partidos del Córdoba B cuando venían los filiales del Sevilla, Betis o algún equipo con futbolista recomendado por familiar o amigo que me pedía opinión sobre su supuesta calidad. Reconozco que disfrutaba porque me fijaba en el sobrino de Gabri de Barbate, en el hijo del vecino de Diego de Jaén o el todavía juvenil de primer año que lo ponen en el B. En realidad, ése es el fútbol puro. El que te tiene de pie junto a la valla sin importarte demasiado el resultado y sin perder detalle de los movimientos del 7, el sobrino de Curro al que al parecer sigue el Villarreal. Ahora el equipo A, los “buenos”,  juega el partido que jugaban “los nenes” y desde la cómoda grada de El Arcángel no se ve con la pureza de espíritu con la que veíamos a Florin Andone, el goleador rumano recién fichado por el Galatasaray del Brighton, luchando en El Fontanar contra el Estepona. Después de mañana, día de la Merced, en la que me despido de muchos amigos, vuelvo a Burgos a atender a la familia y creo que haré el cuerpo en El Plantío para lo que puede pasar en El Arcángel. Ayer, Cultural Leonesa, 4; Burgos CF, 0. ¡Ah, la Segunda B!

Nueva Preferencia de El Plantío