Follow by Email

domingo, 13 de enero de 2013

Osasuna - Real Madrid

@Jarroson

 Al final del partido, el Yernísimo, el mártir del español de clase media, se cambió la camiseta con un tipo que dos minutos antes había simulado una agresión tirándose vergonzosamente al suelo buscando la expulsión de Khedira. Ahí está la imagen de un tío que pasa tres cojones de todo o se está riendo en la cara de sus compañeros, y que si no es por maldad, es por tontuna, pero carece del carisma y liderazgo para ser capitán de un equipo. Asumámoslo ya, o Casillas es malo como el sebo o tonto como el que asó la manteca.