Follow by Email

miércoles, 17 de marzo de 2021

Pepe y Koldo

 

Ábalos y Victorino Jr

Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    Un atlante del separatismo catalán, Santi Vila, afirma que el ministro por esas cosas de la vida, Ábalos, Pepe para Koldo (su Engels, el de que el papagayo, “pues habla, entiende”), le tiene prometido “arreglar lo de Cataluña”, que para un separatista sólo puede ser la secesión.


    –Pero dame tiempo –le dijo–, que para arreglarlo primero hay que crear el clima para que lo entiendan los del Psoe del pueblo más pequeño de la Castilla profunda.
    

De los cinco habitantes de Jaramillo Quemado, en Burgos, dependería, pues, la secesión de Cataluña.
   

 Ábalos posee modales de Lucas Trapaza, el pícaro de Fernán Gómez, pero actúa con el sexto sentido (sentido histórico, dialéctica histórica) que, según Schmitt, “el genial ave de mal agüero Hegel ha infiltrado a los pobres alemanes”. Se debe a la acendrada lealtad socialista (“sentido de Estado”, dicen ellos), resumida en dos pinceladas de Prieto a Urréjola sobre “el chico de Estoril” cuando se trataba de moverle la silla a Franco:
   

 –Lo manejaremos bien. Es un infeliz, fuertote y guapo mozo, pero nada más. No nos dará demasiado quehacer. Más adelante ya veríamos.
    

Lo alemán en Ábalos está en la “K” de Koldo, y ante “lo de Cataluña” hay que verlos como a Altmann (viejo historiador) y Neumeyer (físico-químico) en el diálogo schmittiano (¡diálogo!) sobre los nuevos espacios.
    

Altmann y Neumeyer se ponen a discutir de la Biblia, que refleja desde el principio (el Génesis, para los profanos) el contraste de tierra y mar, es decir, de Madrid y Barcelona.
    

Allí –aduce el viejo historiador– se cuenta que Dios creó el mundo mediante una serie de separaciones. Primero separó la luz de la oscuridad. Después separó el cielo, el firmamento, de las aguas superiores e inferiores del firmamento. Luego separó la tierra firme del mar…
    

Y Dios redondeó la Creación con la media verónica que separó Cataluña de España, podría añadir el taurino Ábalos a los militantes de Jaramillo Quemado, último –y para él, único– obstáculo para “arreglar lo de Cataluña”.

[Miércoles, 10 de Marzo]