Follow by Email

sábado, 24 de abril de 2021

Los muertos y las muertas. Antonio Herrero



ANTONIO HERRERO
1955-1998

Antonio Herrero Lima, hijo y heredero periodístico de Antonio Herrero Losada, fue el gallo más alto de la mañana en un pueblo que siempre confundió al gallo de Sócrates –el gallo que sus discípulos habían de pagarle a Asclepio– con el gallo de Cristo –el gallo que picoteó tres veces en la cocorota de Pedro–, y a los dos con el de Morón. “¿Cómo es su Dios?”, le preguntaron a Antonio Herrero. “Es generoso, inspirador, permisivo, muy periodista”, respondió. “¿Por qué daría la vida?” “Por cualquiera que valiera la pena, aunque la muerte no me apetece. Algunas veces he pensado hacia dónde te lleva, y soy consciente de lo poco que dura y de que pasa muy rápidamente. No creo en la fortuna, no creo en el azar. ¿Qué espero? Vida. Y tiempo para seguir viviendo como vivo. Al tiempo le pido tiempo, y el tiempo, tiempo me da.”

IGNACIO RUIZ QUINTANO
(Del libro Serán ceniza, mas tendrá sentido / Ediciones Luca de Tena, 2006)