Follow by Email

viernes, 23 de abril de 2021

La confusión


"El caso es votar"

 

Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    En la política, y pronto en el sexo, el españolejo, no importa la edad ni la posición, sólo es un fetichista de palabras como “república” o “democracia”, da igual lo que haya tras de ellas.


    Los telepollas (invento celiano) del separatismo catalán la han tomado ahora con el novelista Cercas o Cercás porque ha dicho que “en España hay democracia” desde 1977.
    

Tengo delante el ensayo histórico-social y político “España democrática”, editado en 1947, con el que un Juan Aldés se propone demostrar que la democracia es una cosa española de toda la vida de Dios.


    –Los fenicios tal vez fueron los más democráticos, pues crearon los Suffetes y los Sofer, que equivalían a jueces.
    

¿Qué decir de los árabes? En Córdoba tienen un “Juez de las injusticias”, nuestro Defensor del Pueblo, un Marugán con turbante. Pasamos a la democracia de los Reyes Católicos, de las Casas de Austria y de Borbón, Cádiz, las Repúblicas… y Franco, que encarna, dice Aldés, la democracia de Robespierre para hombres que tienen “la justicia por regla, los derechos de los demás por límite, la naturaleza por principio, y por salvaguarda, la ley”.
    

Un año más tarde, el propio general explica al periodista mejicano Chávez Camacho la cosa de la democracia:
    

Se habla de democracia, pero nosotros ya la conocimos. Fue antes de la invasión francesa y de las Cortes de Cádiz. Y aquí no dio resultado. Cuando otros van hacia la democracia, nosotros ya estamos de vuelta.
    

¿De qué democracia discuten los separatistas y el novelista? Desde luego, no de la política. Por el único que estudió el asunto sabemos que el mal actual es la extrema confusión moral y política, sin la cual las clases que sostuvieron las dictaduras no continuarían controlando el Estado de partidos que sucedió en toda Europa al de partido único.


    –La democracia ideológica es el mayor obstáculo levantado por las elites europeas, y especialmente los partidos de izquierda, contra la posibilidad de la democracia política como forma de gobierno.
    

Eso es todo.

[Viernes, 16 de Abril]