Follow by Email

miércoles, 28 de abril de 2021

Academias

La Tía Javiera

 

Ignacio Ruiz Quintano


Abc


    De astronauta de cuota a ministro de cuota, Duque, el Gagarin de San Blas, que hace algoritmos como rosquillas la Tía Javiera, ha descubierto una cepa de machismo en las Reales Academias, y lo va a arreglar, porque es un problema con el chic de lo francés.
    

A propuesta de Robespierre, la Convención decretó en agosto del 93 la pena de muerte a los hombres vestidos de mujer, y a propuesta del abate Grégoire, la supresión de las Academias, donde las mujeres podían vestirse de hombres y cabrear a los sexadores de pollos (y pollas, si vamos a ser inclusivos) como Duque.
   

 Duque se ganó a la posteridad, como astronauta, llevando una ristra de chorizo de León al Discovery, y como ministro, regularizando su situación fiscal con una paralela, que le ha valido su reputación euclidiana de científico, dado que en el postulado de las paralelas fundó Euclides todo su sistema geométrico.
    

Es muy bueno que haya astrónomos –dijo Monteseirín, alcalde socialista de Sevilla, inaugurando una calle–. Estamos en la Avenida de la Astronomía. Está bien que haya astrólogos, pero es fundamental que haya astronautas. Porque ¿qué sería de nosotros, los astronautas, si no nos dijeran los astrólogos o los astrónomos cómo son las cosas?
   

 Russell cuenta que, al término de su primer curso en Cambridge, Wittgenstein le preguntó: «¿Cree usted que soy un perfecto idiota?» «¿Para qué quieres saberlo?» «Porque, si lo soy, me haré aeronauta, pero, si no lo soy, me convertiré en filósofo.»
    

En lo que aguardamos la vacuna nacional contra “la Coviz” que nos prometió para abril de 2020, el astronauta Duque nos ha perdido un satélite de doscientos millones de euros (Seo-Sat Ingenio, por si ustedes se lo encuentran por alguna comarcal) que volaba sin seguro, quién sabe si con Jeremiah dentro, el bacteriófago de Margarita Salas (Barbara Stanwyck en esa “Bola de fuego” que es como uno se imagina el CSIC del padre Albareda) con el que contaba Duque para la retorta de su vacuna, pues todavía la estamos esperando.

[Miércoles, 21 de Abril]