Follow by Email

jueves, 29 de abril de 2021

La importancia del mediocentro

El parchís de la Champion

  

Francisco Javier Gómez Izquierdo

       Antes de que la ganara el Borussia de Dortmound (97), pero después que lo hiciera el Olympique de Marsella (93), la Copa de Europa la habían ganado 20 equipos y con número tan redondo saqué los escudos de los don balones y encargué a uno de tantos presos-artista que me hiciera un parchís taleguero donde aparecieran todos los campeones. Es un recuerdo penitenciario que guardo con mucho cariño y que cuando lo enseño siempre hago la misma pregunta: ¿Quién falta?


       Faltan el Dortmound y el Chelsea, campeón en el 2012, a los que quizás no se les trata con el respeto debido por parecernos inferiores al PSG o el City, por ejemplo, que no han ganado nunca la orejona. El mérito del Dortmound a mí me parece extraordinario, pues no hay mayor valor en fútbol que detectar el talento antes de su explosión, pero su sino es vender y por ahí andan los Dembelé, Lewandosky, Pulisic, Aubumeyang, Gundogan... a los que no tardando se sumará Haaland, ese fenómeno noruego.


       El Chelsea es rico y gastador. Compra y derrocha tanto que le sobran jugadores. En cualquier equipo te encuentras un senegalés cedido. De cuando fue campeón nos acordamos de Drogba y Fernando Torres, no de su entrenador Di Matteo, pero como entonces el italiano es ahora el alemán Tuchel el que ha puesto cordura, tras las manías de Lampard,  en un equipo que parece descubrir el orden defensivo, la geometría en la presión, las ayudas en los laterales además de contar con ese elemento integrador que hace rocosos y temibles a los equipos: Kanté, el Casemiro del Chelsea, como podríamos decir Casemiro, el Kanté del Madrid.. o Verrati, el Rodrigo del PSG, Rodrigo, el Verrati del City, etc.


      Sí. Esta Champions de las pestes china y uefera va a ser la exaltación del mediocentro, esa mano alargada del entrenador moderno y del que aún no tenemos claro cuál de los cuatro será el de mejores colaboradores. Si asistiremos a la consagración de Casemiro respaldado por el seguro Courtois y el mágico Benzemá o nos maravillará el esplendoroso rebullir de Pulisic y Mount al lado de Kanté; si la sensacional técnica de Bernardo Silva y la omnipotencia de De Bruyne junto a Rodri o un día inspirado de Mbbappé y Neymar escoltando a Verratti. Todo es posible en la vuelta de smifinales tan inciertas.


      En mi modesta opinión el PSG  tendría que ser a priori el finalista ante el Real Madrid, porque el Real Madrid cotiza aparte, pero le pasa lo que tenemos puesto aquí todos los años. Arriba no hay trío como Di María, Neymar y Mbbappé, pero algo les hace embarullarse en los momentos clave. La cosa suele empezar con Neymar y sus excesos y lo que se antoja virguería troca en tontada si no sale y con una patada estúpida por aquí, una protesta histérica por allá  y doscientos masajes a la bota para que se vea en "el tele", sus compis se contagian y cometen errores demoledores. ¡Qué dos goles los de De Bruyne y Mharez! Veo más capacidades en el PSG que en el City, pero a los parisinos les sobran actitudes que no controlan y el gol de De Bruyne es un ejemplo. "¡Cómo se han descolocado!" me salió cuando ví cómo miraba el mejor de los futbolistas belgas desde el carril del diez... y ¡pum! Keylor se tragó el gol que suelen tragarse los porteros reguleros...seguido de ese desconcierto al que llevan las "cosas" de Neymar ante las que no hay entrenador que sepa atajarlas.


    Creo que PSG y Real Madrid son equipos superiores a City y Chelsea y por eso creo que tienen suficientes recursos para remediar el primer mal paso de ayer y antier. Veremos.