Follow by Email

viernes, 17 de enero de 2020

“Como se vieron, nos vemos”

 Diego con Fermín

UDS:Huertas, Iglesias, Pita, Rezza, Enrique, D'Alessandro.
Álvarez, Robi, Víctor, Ameijenda y Pérez.


Francisco Javier Gómez Izquierdo 

          No sabría si achacar a la casualidad o la fortuna la vuelta del Real Madrid a Salamanca a disputar un partido oficial de fútbol, pero tal circunstancia ha descolocado a la gran mayoría de aficionados de otras ciudades, que no imaginaban tanta visceralidad en ciudad considerada sensata. De la tenida salmantina me informaba el difunto Paco “Peligros”, que se fue de repente hace unos meses mientras preparaba la cena. Soltero, “echao p’alante”,  y quizás un punto romántico tras su aparente hosquedad, solía venir a mi barrio a echar un mus los jueves con los castellanos que trabajamos en el talego. Le quedaban cinco o seis años para jubilarse, pero solía subir a menudo a su Salamanca para ver a los Unionistas, la “auténtica esencia del sentimiento de la Unión Deportiva; ese Salamanca del Helmántico no es el mío”, decía. Luego me cantaba los resultados de la última jornada, el Burgos inclusive, y el calendario de su equipo para el próximo mes. Paco no ha vivido para disfrutar y sacar pecho del orgullo y la firmeza de una criatura que desprecia los dineros en favor de sus principios, pero yo le hubiera dicho que no es cosa de ponerse tan tremendos y que los salmantinos lo agradecerían llenando el histórico Helmántico.
      
La realidad es que la cosa del fútbol en Salamanca lo último que precisa son listillos que desde fuera organicen sus amores. “En las Pistas, en Zamora o en el Bernabéu, antes que en el Helmántico”, dice el presidente de Unionistas, que siente como sentía Paco y los dos mil y pico socios. Ante tamaña contundencia, soltada incluso delante del señor alcalde, ¿qué vamos a decir los de fuera que no suene a ignorancia sobre la “problemática futbolera” de la ciudad?
     
Ayer, y al hilo del tremendo guirigay que se está montando alrededor del Córdoba, con un autoproclamado propietario -el ínclito Carlos González- del Córdoba CF, un Córdoba CF que compite porque un juzgado lo permite pero que no es el de siempre, un grupo de Bharein que al parecer se ha hecho cargo de gastos pero no de todos y el presidente de antier que dice que el club sigue siendo suyo, vino a cuento la desaparición del Salamanca, su reflotación y el sentimiento unionista, que eso del sentimiento es un verso argentino que se canta mucho en los estadios. A los de mi peña les cuento la paralela historia del Burgos que ahora, en teoría, es el de siempre, pero en realidad desapareció para engendrar el Real Burgos, que en vez de blanquillo vestía de rojipardillo. Al Real Burgos los burgaleses lo consideramos en su día como la continuidad del Burgos, como la UDS Salamanca muchos salmantinos lo tienen como la continuidad del equipo de D’Alessandro, Alves el de los guantes negros, Ameijenda –qué bueno y qué bien tiraba los penaltys Ameijenda-, y Sánchez Barrios, el zurdo que fichó el Madrid.  El Real Burgos, hace 30 años, llegó a Primera y un servidor se acercó varias tardes en tren a Sevilla a disfrutar muy buenas exhibiciones burgalesas... pero aquel Real Burgos, con oscuras maniobras federativas, también desapareció de momento... y digo de momento porque a los quince años volvió a reaparecer y ahora anda en 3ª donde amenaza descender el Burgos CF actual, refundado en 1994, tras la desaparición del Real Burgos. Un lío que sólo comprendemos los burgaleses. Como el lío de Salamanca sólo es apto para los salmantinos.
    
 “Yo metí un golazo con el Córdoba en El Plantío desde casi medio campo”, me dijo Diego Moreno Gavilán un día. “No. El primer partido que ganó el Burgos en 1ª fue al Córdoba. 1-0, y lo marcó Benegas. El Córdoba bajó ese año y no ha vuelto.” La conversación fue antes del ascenso del 2014. “Joer, fue al Burgos. Iban de blanco y pantalón negro” “Te buscaré el gol en mis Dinámicos”. El golazo de Diego fue al Salamanca en El Helmántico. Si “los de fuera” confunden al Burgos con el Salamanca... ¿cómo van a entender que Unionistas no son el Salamanca?