Follow by Email

jueves, 23 de enero de 2020

Bien por la Copa


 Javi Lara


Francisco Javier Gómez Izquierdo

          Toca decir una cosa buena de Don Rubiales y además se la vamos a agradecer con un sincero reconocimiento. No se sabe si es idea suya o de sus asesores, pero en cualquier caso la decisión de cruzar los terceras y segundas B con los primeras en la Copa del Rey a partido único  bien está y así parece a todo el mundo. Y encima sin VAR.
         
La Copa se ha vuelto a remozar y sería de agradecer que se quedara quietecita hasta final del siglo por lo menos. Un servidor tiene pasados los mejores ratos de aficionado en noches como estas dos últimas disfrutadas por salmantinos, ibicencos,  onubenses o ilicitanos a pesar de la derrota. Mientras me emocionaba por la tele con la chepita de la línea del área pequeña de las Pistas de Unionistas como cuando pintábamos en Hontoria de la Cantera con un saco de cal por encima de la cuerda de tramilla clavada en el césped, envidiaba la situación de  mi paisano Pacheta al que intentaba decir que no tirara el penalty Qasmi porque lo iba a fallar. Duelo emocionante y vistoso este Elche-Athletic. Duelo inolvidable como el de Unionistas contra el Madrid donde Álvaro Romero, un mozalbete tirillas y chiquito casi como aquel enternecedor Quero que no llegaba al 1,60 y que aún debe estar jugando por la India, clavó un zurdazo en la escuadra de Areola que firmaría cualquier pelotero de Champions. Inolvidable para él y para Salamanca que contarán el lance durante muchos años como llevo contando yo la reacción de mi tierno infante, a los 8 ó 9 cuando nos las vimos contra el Betis y Fernando nos marcó un gol de tacón para espíritus más que sensibles, como diría don Valdano. “..papá, tengo una cosa en el estómago” “¿Te llevo a los servicios?”. “No. Es buena. Me gusta.”
       
Puede que el fútbol no sea, pongamos, de calidad, pero a partido único la emoción está casi asegurada y los raros como un servidor lo pasamos estupendamente reconociendo jugadores en 2ªB que creemos que han tenido mala suerte, mala cabeza o viven sus últimos contratos con la ventaja de su reconocido prestigio. Javi Lara, por ejemplo, que aguanta una hora porque su físico no da ya par más. Javi es cordobés de Montoro y fue el primer goleador del Éibar en Primera y lo hizo con una obra de arte. Busquen y vean la falta directa casi como un córner contra la Real Sociedad. Ahí, a los 30 años, llegó el reconocimiento de una  calidad que a mí me había cautivado 10 años antes y que sólo le permitió el nomadismo en 2ªB. Se ve que en el Éibar y con ya edad le ofrecieron, como al menudo Quero, mucho dinero en la India y allá que se fue para ser elegido el mejor medio de tan exóticos lugares. Volvió al Córdoba para ser injustamente discutido con gran pesar de un servidor. Esta temporada ha firmado con el Ibiza donde a un mozo de la isla le he oído decir que sus ídolos son Javi Lara y Messi. ¡Olé por el chaval! Javi Lara con casi 35 años aguanta una hora y ésa y no otra es la explicación de que el Ibiza cayera ante el Barça. ¡Con Javi en plenitud para noventa minutos me río yo de Griezman!
      
¡Qué envidia sana ayer! Y cuántos recuerdos de jugadores incomprendidos en El Arcángel. El Tenerife eliminó al Valladolid con un gol de Joselu, al que tuvimos aquí. Como el Guardiola que lleva el 7 en Pucela; o el Fidel de mágica zurda que ayer marcó el empate del Elche ante el Athletic... Y hoy con la Cultural en el antiguo Antonio Amilivia, Héctor Rodas frente al Atlético de Madrid. Aquí cuando salía del área lo expulsaban. ¡¡De verdad, qué envidia!!